Organizaciones humanitarias: Fracasa la conferencia contra la mortalidad materna

Buscó promover el aborto en vez de afrontar las necesidades de las madres

| 3005 hits

LONDRES, lunes, 22 octubre 2007 (ZENIT.org).- La Conferencia internacional contra la mortalidad de las madres («Women Deliver», como ha sido conocida) ha fracasado en su objetivo de reducir la mortalidad y las enfermedades maternas, han constatado organizaciones humanitarias dedicadas a la promoción de la mujer, de la familia y de la vida.



Así lo denuncia una carta enviada al comité organizador de este encuentro, celebrado del 18 al 20 de octubre en Londres con la participación de más de 1.800 participantes, entre ellos profesionales de la salud, delegados de alto nivel y ministros de 35 países en desarrollo y naciones donantes, activistas de los derechos femeninos y funcionarios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Según explican las organizaciones signatarias, «por desgracia la conferencia estuvo más preocupada por promover la ideología y la práctica del aborto que por responder a las auténticas necesidades de las mujeres y de los niños que fueron virtualmente ignorados en las sesiones plenarias y de manera muy importante en las mesas redondas».

La conferencia de tres días concluyó con el anuncio de la donación de doscientos millones de dólares por parte del Reino Unido al Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés) para promover programas de salud reproductiva, término que en ocasiones incluye la promoción del aborto.

Numerosos informes de las Naciones Unidas, como «La mujer en el mundo, 2005. Progreso en las estadísticas», recuerdan las organizaciones, «concluyen reconociendo que no existen datos rigurosos sobre mortalidad materna, incluyendo la causada por el aborto, especialmente en los países en vías de desarrollo».

«Por tanto --afirman--, la presentación de datos que no pueden ser confirmados ni justificados sobre el aborto ilegal sólo puede verse como un intento deliberado de confundir a los participantes en la conferencia y a la comunidad internacional».

«Afirmar que “los abortos no seguros” son los únicos ilegales, y por tanto, concluir que el aborto legal es seguro, es falso científicamente», añaden.

«Las afirmaciones, según las cuales, los progresos en la lucha contra la mortalidad maternal dependen de la promoción del aborto legal», dicen los signatarios, no hace más que «distraer la atención de las necesidades urgentes de salud básica».

Firman la carta catorce organizaciones entre las que se encuentra el Instituto De Política Familiar (IPF) de España, Concerned Women for America (CWA), MaterCare International (MCI), la World Federation Of Catholic Medical Associations (FIAMC), United Families International (UFI), Society For the Protection of Unborn Children (SPUC), World Union of Catholic Women’s Organisations (WUCWO), y la Federación Española de Asociaciones Provida.

Todas estas instituciones cuentan con el estatuto de consultores en el Consejo Económico y Social (ECOSO) de las Naciones Unidas.