Padre Lombardi: una decisión tomada con gran coraje y sinceridad

Rueda de prensa sobre la renuncia del papa. Quiso presentarla ante los cardenales. Decisión coherente con lo que había dicho en su libro 'Luz del Mundo'.

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 2969 hits

El 28 de febrero a las 20 horas de Roma, el papado entra en sede vacante. La noticia llegó hoy durante el consistorio como “fulmine in celo sereno”, como sobre la canonización de nuevos santos, cuando Benedicto XV anunció que por motivos de salud renuncia al trono pontificio.

“El papa esperó este consistorio con la participación de gran cantidad de cardenales presentes – dijo el portavoz vaticano, padre Federico Lombardi” y lo leyó en latín. El texto está en la página del Vaticano. Fue escuchada con gran atención y el 'fiatto sospeso' (aliento contenido) por los presentes.

El cardenal Amato durante el consistorio leyó la biografía de los santos, y el papa convino la fecha de canonización de los mismos, cuando concluyó la reunión con los cardenales. Entre las 11,30 y 11,40 horas de la mañana, el santo padre leyó su renuncia.

En un primer momento benedicto XVI se transferirá en Castel Gandolfo y después, durante el cónclave residirá en donde estaba hasta poco tiempo atrás un monasterio situado en la Colina Vaticana, dentro de los muros de la Ciudad del Vaticano. Claramente el papa no participará en el próximo Cónclave que se realizará en marzo, en cuyo mes probablemente será elegido el futuro papa.

“El papa estará en la plenitud de sus funciones hasta el 28 de enero a las 20 horas. Desde ese momento es sede vacante” indicó el portavoz, que añadió no existen dudas sobre su renuncia, visto que “lo ha hecho del modo válido previsto por el derecho canónico”.

“Y es coherente –prosiguió- con lo que el papa había dicho en el libro entrevista Luce del mondo, sobre la hipótesis de las dimisiones”.

Y recordó que en dicho libro entrevista Benedicto XVI indicó que cuando el peligro es grande no es posible escapar, por eso “este no es el momento de dimitir sino de enfrentar”, y Lombardi precisó: “Tengamos presente que ese era un momento muy difícil por los casos de pedofilia en la Iglesia”.

“Mientras que en la segunda pregunta del mismo libro --añadió el portavoz- el papa indicó claramente que es posible dimitir en un momento de dificultad o cuando no sea posible. O sea cuando no sea posible hacerlo ya".

Vale a decir, una situación en la cual el papa considere oportuno dimitir porque no esta ya en situación física de hacerlo, y que en esos casos se plantea incluso la obligación moral de presentar la renuncia. "En definitiva --concluyó- la motivación del papa es coherente con lo que dijo entonces”.

El cardenal Angelo Sodano tomó la palabra y en italiano hizo un discurso muy conmovido y dijo que “le hemos escuchado con un sentido de casi incredulidad”. Le dijo a Benedicto XVI, en nombre del Senado Apostólico, que "le estamos más cerca que nunca como lo hemos estado en estos ocho años del pontificado”. Y recordó que en el 2005 el le pidió al cardenal Ratzinger si aceptaba ser papa, “y el aceptó confiando en María Madre de la Iglesia”, y “dijo su sí en el surco de la continuidad con sus 265 predecesores”.

Y añadió Sodano dirigiendose al papa: “Antes del 28 de febrero cuando se pondrá la palabra fin a este pontificado tendremos la posibilidad de expresarle mejor nuestros sentimientos”.

“La casita en dónde irá a vivir el papa, fue dirección administrativa de la Radio Vaticano y después por voluntad de Juan Pablo II se convirtió en un monasterio de clausura”, precisó el portavoz.

“Pienso que cardenal Sodano lo sabía desde algunas horas antes y estaba preparado y al tanto de lo que iba a ocurrir, si bien tenía algunos apuntes, el discurso tuvo algo de espontáneo”, indicó el padre Lombardi.

¿Por qué las 20 horas? “Hay que pensar que existen los dierso husos horarios, y es una decisión que toca a toda la Iglesia universal, pienso sea el término de la jornada operativa en Roma”.

“No resulta ninguna enfermedad que influya en este tipo de decisión y el dice muy claramente en su gran honestidad, que en los últimos meses ha disminuido el vigor del cuerpo y del alma para no poder realizar este santo ministerio”.

Con coraje y una gran sinceridad

ZENIT le preguntó al portavoz del Vaticano cuándo tuvo noticia de la renuncia, y qué pensó sobre la misma.

“Siempre tuve presente --respondió Lombardi- las respuestas dadas por el papa en su libro. Su atención en evaluar su condición física y espiritual, o sea de ánimo, y no claramente espiritual porque esta es altísima. Y que la cosa no me ha sorprendido porque dijo que habría evaluado sus fuerzas. Este era un pensamiento que tenía bien presente”.

“Siempre he visto --prosiguió el padre Lombardi- una gran presencia y capacidad espiritual de enfrentar los empeños, elevados e intensos para una persona de su edad. Pero claro, me parecía lejos de la condición de decirlo”.

“Es claro que era un juicio que él se reservaba a dar delante de Dios y su edad evaluando sus disposiciones. Estoy admirado de su sinceridad y lucidez de sus palabras. Me tomó de sorpresa hoy, si bien el papa pudiera pensar algo de este tipo me pareció claro, visto lo que él había dicho en el libro entrevista”.

Juan Pablo II dio un testimonio de papa sufriendo, dando testimonio de su enfermedad hasta el final. Benedicto XVI dio su dimensión personal, de su conciencia delante de Dios. No dijo que los próximos deberán tomar una decisión igual a la suya. No es una decisión vinculante para los papas futuros.

Seguirán los ángelus, audiencias, etc. hasta el 28 de febrero. Habrá ocasión a quien participa de manifestar su afecto al santo padre.