Panamá: Arzobispo alza la voz contra una propuesta de pena de muerte

En medio de un debate para acabar con la inseguridad

| 1194 hits

CIUDAD DE PANAMÁ, jueves 29 de septiembre de 2011.  (ZENIT.org – El Observador).- Consultado por miembros del Congreso panameño, el arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa, calificó de "absurda" la propuesta de pena de muerte impulsada por el diputado Marco González, miembro del partido Cambio Democrático (CD) a raíz del  reciente asesinato de cinco panameños de ascendencia china.

"La pena de muerte no sólo se rechaza en el ámbito de la fe, sino por la dignidad del ser humano; la pena de muerte es absurda", dijo monseñor Ulloa después de sostener una reunión con el legislador Marcos González, en una campaña de promoción de la pena capital.

El prelado afirmó que "la pena de muerte no es la solución" a los problemas de seguridad del país en medio de percepciones sociales de una creciente criminalidad por hechos que han causado consternación entre la población. 

De todos modos, el arzobispo de Panamá calificó de positivo el debate al convocar a los diversos sectores del país a un amplio diálogo sin imposiciones para alcanzar acuerdos sobre cómo poner fin a la inseguridad.

"No podemos imponer las cosas", dijo monseñor Ulloa mientras que el diputado Marco González afirmó que seguirá adelante con su iniciativa de establecer la pena de muerte o la cadena perpetua en Panamá. 

“La Iglesia acompaña a las víctimas y esperamos que se haga pronta justicia… aquí viene todo el que se siente víctima (...), pero también escucha al victimario que desea tener una nueva oportunidad”, dijo el prelado panameño.

Monseñor Ulloa advirtió que la postura de la Iglesia merece respeto, así como la del proponente de la ley, “pero en esta circunstancia vemos que no es la solución la pena de muerte”, aseguró. 

Dijo, finalmente, que el tema de "seguridad no es sólo del Gobierno… todos debemos involucrarnos”.