Panamá: rechazar la tentación de responder a la violencia con la violencia

Conferencia Episcopal hace un llamado a la población para que encuentre un camino de paz y tolerancia

Roma, (Zenit.org) Redacción | 932 hits

La Conferencia Episcopal de Panamá ha realizado un llamado a los panameños para que encuentren un camino de paz y tolerancia. Uno de los motivos más alarmantes fue el reciente asesinato del abogado Juan Ramón Messina y la denuncia del Ministerio de Educación de la existencia de pandillas están infiltradas en el Instituto Nacional.

Los obispos invitan "a las autoridades competentes realizar las investigaciones y deslindar las responsabilidades, según lo establecen las leyes”.

Precisan que ante incremento de la violencia en el país “insistimos que no podemos responder con más violencia. Hemos reiterado en muchas oportunidades que esa no es la vía”.

Solicitan también a "rehabilitar la política, de manera que sea un espacio democrático, de diálogo constructivo, con la participación de todos los sectores del país". 

Recuerdan que el papa Francisco indcó que "el camino de la paz es el que conduce a un mundo mejor, pero si no lo construimos nosotros no lo hará nadie más”. Por ellos invitan a hombres y mujeres de fe y de buena voluntad a "asumir el rol que nos corresponde como ciudadano, madre, padre, político, comunicador, etc. para que seamos instrumento de paz y de unidad, sin banderías políticas, porque nuestro mayor partido es Panamá".

COMUNICADO AL PAÍS  DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL DE PANAMÁ:
LLAMADOS A BUSCAR CAMINOS DE PAZ  (Texto completo)

Nuestro país ha estado presenciando en los últimos días una serie de acontecimientos que han traído intranquilidad y preocupación a la ciudadanía en general. El asesinato en esta oportunidad de un miembro de un partido político, y la acusación de la autoría de este hecho lamentable a un copartidario de la víctima es realmente alarmante; y la denuncia de las autoridades del Ministerio de Educación de que las pandillas se han infiltrado en colegios, ha traído desasosiego en la comunidad educativa.

Ante los hechos le corresponde a las autoridades competentes realizar las investigaciones y deslindar las responsabilidades, según lo establecen las leyes panameñas. A aquellas personas que tengan denuncias que hacer, les exhortamos que utilicen los mecanismos de justicia existentes.

Reiteramos la necesidad de construir un clima de respeto y tolerancia. No podemos seguir haciéndonos daño. La paz es un bien que requiere la participación del hombre y de la mujer. Más que pedir a Dios paz, pidamos que nos ayude a ser instrumentos de paz.

Somos conscientes del incremento de la violencia, pero insistimos que no podemos responder con más violencia. Hemos reiterado en muchas oportunidades que esa no es la vía. Es necesario emprender el camino hacia la paz, con el prisma de los principios de la ética y la justicia.

A la clase política también queremos hacerle un llamado, a no seguir violentándonos con enfrentamientos estériles. Es hora de las propuestas, de alzarse por encima de las contradicciones para colocar propuestas congruentes y realizables, para hacer que las riquezas del país logren llegar positivamente en nuestra población, especialmente la más necesitada. Los ciudadanos, hombres y mujeres de buena voluntad, tenemos el urgente deber moral de comprometernos para rehabilitar la política, de manera que sea un espacio democrático, de diálogo constructivo, con la participación de todos los sectores del país. Hagamos nuestro mayor y mejor esfuerzo, para que en este pequeño Panamá, donde todos estamos llamados a ser hermanos y hermanas, la diversidad sea un elemento que enriquezca  la unidad y la democracia de la Nación.

Nos unimos al llamado de la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá, para iniciar una gran cruzada por el adecentamiento de la política y el país, a través de acciones que permitan crear un clima de paz y tolerancia para que nuestro esfuerzo pueda centrarse en edificar el Panamá que todos queremos.

El camino de la paz es el que conduce a un mundo mejor, pero si no lo construimos nosotros no lo hará nadie más”, nos ha dicho el Papa Francisco, por ello invitamos a todos – hombres y mujeres de fe y de buena voluntad- a asumir el rol que nos corresponde como ciudadano, madre, padre, político, comunicador, etc. para que seamos instrumento de paz y de unidad, sin banderías políticas, porque nuestro mayor partido es PANAMÁ.