Panamá se despide de su arzobispo, Marcos Gregorio MacGrath

Lideró la Iglesia en el país en los difíciles años de Noriega

| 781 hits

PANAMA, 8 agosto (ZENIT.org).- Una tarde lluviosa dio el último adiós ayer a monseñor Marcos Gregorio MacGrath quien dirigió la Iglesia católica del país durante 25 años.



MacGrath falleció el viernes a los 76 años a causa de una larga enfermedad neurálgica. Su funeral tuvo lugar en la catedral metropolitana Santa María de la Antigua, en el popular barrio de San Felipe, muy cerca del palacio presidencial. Los fieles abarrotaron el templo.

La presidenta Mireya Moscoso declaró duelo nacional el día de ayer y ordenó que la bandera panameña ondee a media hasta durante tres días.

MacGrath, quien sufría desde comienzos de la década pasada del mal de Parkinson, fue una figura influyente de la iglesia panameña desde los años sesenta.

El arzobispo de Panamá José Dimas Cedeño recordó en la homilía que MacGrath dirigió la Iglesia católica en «momentos históricos y muy duros... Buscó siempre guiar, orientar y muchas veces fue incomprendido».

En la crisis política durante el régimen militar del general Manuel Noriega, hasta su caída en diciembre de 1989, el obispo participó activamente en diálogos y negociaciones a fin de encontrar una salida pacífica a los problemas del país.

McGrath vivió el advenimiento de la democracia después de esa acción militar, pero sus problemas neurológicos lo llevaron a pedir a Juan Pablo II su dimisión y, en mayo de 1994, fue sustituido por el arzobispo José Dimas Cedeño. El cuerpo de McGrath reposará junto al resto de los arzobispos panameños en la catedral metropolitana.