Paquistán: Tres cristianos se libran de la pena de muerte por blasfemia

Un musulmán investigado por haberles acusado en falso

| 765 hits

ESTAMBUL, 29 enero (ZENIT.org).- Un alto tribunal de Paquistán ha absuelto de la acusación de blasfemia a tres cristianos, tras haber comprobado que el acusador musulmán «fabricó» el caso hace dos años.



En una sentencia de fecha 25 de enero, por los jueces Naeem Ullah Sharwani y Khawaja Mohammad Sharif, del tribunal supremo de Lahore, Hussain Masih, su hijo Isaac Masih, e Iqbal Sahar Ghouri, fueron absueltos de los cargos que les podrían haber llevado a una sentencia de muerte, de acuerdo a las duras leyes paquistaníes sobre la blasfemia.

Durante la audiencia del pasado jueves, , según informa la agencia Compass, el fiscal jefe declaró que «no hay evidencia directa ni circunstancial» que corrobore las acusaciones. Observando que no hay bases para la acusación, los jueces cerraron el caso.

Basándose en un informe posterior de la Comisión Justicia y Paz, de la Iglesia católica, el tribunal ordenó que el demandante Ijaz Ahmed sea investigado por haber «fabricado» un caso contra los acusados.

Ahmed, acusó de blasfemia a la familia Masih, que vive en la casa de al lado, el 25 de noviembre de 1998, en Alipur Chatta, una aldea cerca de Gujranwala, en la provincia de Punjab. El acusador declaró que había encontrado páginas quemadas del Corán y dos cartas, en las que se blasfemaba contra el profeta del Islam, en su patio, separado por un muro de la casa de la familia cristiana. En su denuncia, el musulmán declaró que sospechaba de sus vecinos cristianos.

Las investigaciones posteriores, llevadas a cabo por organizaciones de derechos humanos paquistaníes, revelaron que existía una vieja disputa entre los dos vecinos. El musulmán pidió al cristiano que dejara de cantar himnos religiosos porque sus hijos estaban aprendiendo las palabras de las canciones y oraciones cristianas.

«Estamos satisfechos por la sentencia --dijo el padre Emmanuel Yousaf Mani, director nacional de la Comisión Justicia y Paz-- y pedimos que todo inocente que sufre falso testimonio sea liberado inmediatamente y que las leyes injustas sean revocadas».

Desde 1987, más de 50 cristianos paquistaníes han sido víctimas de acusaciones falsas de ofender al Islam, al Corán o a Mahoma. Al menos siete cristianos están todavía en prisión preventiva por estos cargos.

Según Asma Jahangir, destacado abogado especialista en derechos humanos, e informador especial de Naciones Unidas en este tema, en los primeros diez meses de 2000, se produjeron 38 casos de supuesta blasfemia contra seis cristianos, 26 musulmanes y 40 miembros de la secta minoritaria Ahmadi. Por su parte, «Human Rights Watch» ha clasificado la ley contra la blasfemia como un «instrumento de persecución religiosa».