Paraguay: Contra el adoctrinamiento sexual del gobierno

Protesta católica contra el Marco Rector Pedagógico

| 1742 hits

CIUDAD DEL ESTE, jueves 6 octubre 2011 (ZENIT.org).- El obispo de la diócesis de Ciudad del Este asistió a un acto a favor de la vida y la familia, junto a un centenar de padres de familia, educadores, seminaristas y sacerdotes, que acompañaron el acto en repudio al Marco Rector Pedagógico.

Este marco  pretende ser implementado por el Ministerio de Educación dentro de las escuelas y colegios de Paraguay.

Monseñor Rogelio Livieres – informa a ZENIT la diócesis de Ciudad del este -, dio su apoyo y se unió a las organizaciones quedefienden la vida y la familia, y junto a él asistieron al evento el vicario general monseñor Kevin Lieberman y el vicario para la Familia, monseñor Francisco Velázquez.

“La causa que nos reúne hoy es una causa muy importante para el mismo bien de la República. Es una causa llena de nobleza que nos interesa a todos porque, desde hace tiempo, hay en nuestro país la ola que ha sacudido al mundo desde hace más de veinte años y que ha llevado a deformar la conciencia de muchísima gente”, indicó el obispo al inicio de su discurso.

“Este Marco Rector pretende enseñar desde el preescolar o primer grado que no solamente hay varones y mujeres, sino personas que tienen el sexo diferente, y que es tan legítimo como todos los demás. Nosotros hemos de mantener que Dios creó al hombre, y los creó varón y mujer. Hay dos sexos: masculino y femenino. Y no hay un tercer sexo”, enfatizó monseñor Livieres.

El prelado definió el Marco Rector "con la palabra ‘equivocado’, contiene un error grande sobre la naturaleza del hombre. Y nosotros debemos positivamente presentar una alternativa, dar una educación sexual a los niños desde la edad que se pretenda, que sea recta, correcta; sin omitir a nadie, pero sin confusión. Todavía no sabemos nosotros si la homosexualidad es innata o adquirida. El Catecismo de la Iglesia Católica dice que es un misterio” explicó el obispo a los presentes.

“Nosotros queremos dar una educación sexual correcta a los niños y a los adolescentes. Contamos con material abundante, escrito a lo largo de veinte años por familias y por movimientos, por la misma Iglesia que hicieron frente en diversos lugares".

"Gracias a Dios a nosotros nos llegó este problema tardíamente, tenemos tiempo porque ya en otros lugares ya se hicieron muchas cosas buenas y entonces actuaremos con cierta ventaja”, manifestó el prelado.

En otro momento, destacó: “No tenemos que quedarnos tranquilos porque hayan diferido la aprobación de este Marco Rector para la educación sexual, porque simplemente han diferido, la resolución del asunto está aprobada. El proyecto tal como está, la forma de socialización de este modo de pensar fue malo en nuestro país. Encontró una oposición universal, pocas veces la sociedad se opone con tanta firmeza como pasó contra la implementación del Marco Rector”.

“Las cosas cambian, los imperios han caído; pero no podemos esperar que esta idea caiga del mismo modo, tenemos que presentar una vigilancia y oposición constante. Hace veinte años asistimos asombrados a la caída del comunismo, un ejemplo de lo que parecía como algo definitivamente instalado en el mundo y sin embargo cayó como una cosa endeble y enfermiza. Y esto que parece como un movimiento universal que nos va a arrasar puede acabarse como se acaban las olas en la playa. Sin ninguna fuerza y puede quedar en ‘opá reí’, pero para eso tenemos que trabajar mucho” expresó.

El obispo indicó que desde el obispado de Ciudad del Este se creará una comisión que se haga cargo de la difusión de las ideas verdaderas en materia de sexualidad. Y con los materiales existentes se difundirá una sana educación sexual.

“Quiero hacer un llamado al presidente de la República, porque toda iniciativa del Ministerio en última instancia es responsabilidad del presidente de la República. Él tiene una formación adecuada en esta materia y sabe lo malo que es todo esto que se está proponiendo bajo su nombre. Confío en que le llegue el mensaje de alguna u otra manera y se haga más cargo de esta situación. Le insto, le animo al presidente de la República a que tome las verdaderas banderas, que son banderas de la naturaleza humana, de la dignidad humana y de la formación de la generaciones futuras”, remarcó monseñor Livieres.

Más información en:www.diocesiscde.org/index.php/noticias/1529--mons-livieres-se-unio-al-evento-en-favor-de-la-vida-y-la-familia.