Pasos hacia la superación de un cisma que dura desde hace 1552 años

Se relanza el diálogo con antiguas Iglesias de Oriente separadas en Calcedonia

| 1177 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 27 enero 2003 (ZENIT.org).- Roma es testigo en estos días de un nuevo paso ecuménico orientado a superar un cisma que dura desde hace 1552 años.



Del 27 al 29 de enero representantes de las Antiguas Iglesias de Oriente, separadas tanto de Roma como de las Iglesias ortodoxas de Bizancio en el Concilio de Calcedonia (año 451), se encuentran en el Vaticano para lanzar una segunda fase de diálogo que busca alcanzar la unidad plena.

En una primera fase de diálogo, estas Iglesias cristianas y Juan Pablo II han firmado importantes declaraciones conjuntas sobre la naturaleza de Cristo, que superan uno de los motivos fundamentales del cisma, surgido cuando estas Iglesias rechazaron las conclusiones del Concilio de Calcedonia, que definió la naturaleza divina y humana de Cristo.

Ante el supuesto «monofisismo», los años pasados de diálogo con Roma han dejado claro que el cisma fue originado por problemas de comunicación y de lenguaje en la comprensión de la fe cristológica.

Así lo demuestra, por ejemplo, la Declaración común firmada por Juan Pablo II y el Catolicós armenio Karekin I en 1996 en la que ambos profesaron que «Cristo es el Verbo de Dios hecho carne, Dios perfecto en su divinidad, hombre perfecto en su humanidad».

Además de la Iglesia Apostólica Armenia (con sus sedes en Etchmiadzin y en Antelias, Líbano), estas Iglesias son el Patriarcado copto ortodoxo de Egipto, el Patriarcado siro-ortodoxo de Antioquía, la Iglesia ortodoxa de Etiopía, la Iglesia ortodoxa de Eritrea, y la Iglesia ortodoxa siria de Malankar.

Como revela un comunicado distribuido este lunes por la Sala de Prensa de la Santa Sede, los encuentros con los representantes de estas Iglesias tendrán lugar en la sede del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos.

«La reunión tiene un carácter preparatorio y pretende establecer los temas y los métodos del futuro diálogo», aclara el documento.

Este martes, los miembros del Comité encargado de preparar la senda de este diálogo serán recibidos en audiencia por Juan Pablo II.