Patriarca de Jerusalén: Rezar juntos por la reconciliación

Mensaje para la II Jornada Internacional de Intercesión por la Paz en Tierra Santa

| 1859 hits

JERUSALÉN, viernes 29 de enero de 2010 (ZENIT.org).- Publicamos a continuación el mensaje enviado por el Patriarca latino de Jerusalén, Su Beatitud Fouad Twal, de cara a la II Jornada Internacional de Intercesión por la Paz en Tierra Santa, que tendrá lugar el próximo 31 de enero, y que prevé 24 horas seguidas de celebraciones eucarísticas y adoraciones en más de 500 ciudades de todo el mundo.

La iniciativa está promovida por un grupo de jóvenes de Tierra Santa y de Italia, en particular del Apostolado “Jóvenes por la Vida” (www.youthfl.org), Por la Asociación de los Papaboys (www.papaboys.it), por grupos de Reunión Eucarística (www.adorazione.org) y por las Capillas de Adoración Perpetua.




* * *

Un año después de surgir esta importante iniciativa, que ha visto la adhesión de más de 500 ciudades de todo el mundo, expreso mi profunda gratitud por la 2ª Jornada Internacional de Intercesión por la Paz en Tierra Santa, por lo que es un deseo y un compromiso vivo, nacido en el corazón sobre todo de tantos jóvenes, de elevar al Señor una sincera e intensa oración por el don de la paz. Es una experiencia de Iglesia, que, en cuanto “fuerza espiritual” es una realidad que, como ha recordado el Santo Padre Benedicto XVI, "puede contribuir a los progresos del proceso de paz"[1].

Él mismo ha subrayado, en el viaje a Tierra Santa en mayo del pasado año, la importancia de la oración: “como creyentes, estamos convencidos de que la oración es una verdadera fuerza, abre el mundo a Dios: estamos convencidos de que Dios escucha y de que puede actuar en la historia. Pienso que si millones de personas, de creyentes, rezan, es realmente una fuerza que influye y puede contribuir a ir adelante con la paz" [2].

Por esto, no puede sino ser motivo de esperanza y de confianza toda iniciativa en la que, unidos juntos en la oración con una intención particular, nos dirigimos a Dios como Sus hijos. La oración comunitaria tiene una fuerza particular, el mismo Señor Jesús nos lo ha recordado: Donde hay dos o más reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mt 18,20).

Gracias a todos vosotros, de modo particular a vosotros jóvenes, que sin dudar y con mucha generosidad os reuniréis, en tantas partes del mundo, durante 24 horas consecutivas en la oración, en momentos de silenciosa adoración ante Jesús Eucaristía, en las celebraciones eucarísticas, con el fin de implorar este don, tan precioso como frágil, que es la paz.

En nombre de la Comunidad de los cristianos en Tierra Santa, agradezco a todos los promotores de este acontecimiento: las diversas asociaciones (el Apostolado "Jóvenes por la Vida", la Asociación Nacional Papaboys, las Capillas de Adoración Perpetua en toda Italia y en el mundo, los Grupos de Reunión Eucarística), las diversas Congregaciones y a quien singularmente o en grupo se empeñará en ofrecer su propio tiempo y su propia oración por esta intención.

Que el Señor Jesús, Príncipe de la Paz, vuelva su mirada sobre Su tierra, nos conceda la Paz, y de Su abundante bendición a todos aquellos que tomarán parte en esta iniciativa.



+ Fouad Twal, Patriarca




---------

1) Benedicto XVI, Entrevista concedida a los periodistas durante el vuelo hacia Tierra Santa, 8 de mayo de 2009, en Pellegrinaggio del Santo Padre Benedetto XVI in Terra Santa (8-15 maggio 2009), Raccolta completa dei discorsi, Jerusalén, 2009, p. 7.

2) Benedicto XVI, Entrevista concedida a los periodistas durante el vuelo hacia Tierra Santa, 8 de mayo de 2009, en Op. cit., 7.