Película de cine financiada por el Vaticano salvó a cientos de judíos

El director de «La puerta del Cielo» fue Vittorio de Sica

| 782 hits

ROMA, 20 agosto 2003 (ZENIT.org).- Una película de cine, grabada en el verano de 1943 por comisión de un centro controlado por la Santa Sede, sirvió para salvar la vida a 300 perseguidos por el nazismo, en su mayoría judíos.



El director de la película, cuyo título es «La puerta del Cielo», fue Vittorio de Sica, uno de los mayores cineastas italianos del siglo XX, y fue encargada directamente por el Vaticano, en momentos en los que el Papa era Pío XII.

La película ha vuelto a convertirse en noticia este martes, cuando el diario italiano «Il Corrire della Sera» informó que en estos momentos se están preparando dos películas dedicadas a aquella historia. Una de ellas será protagonizada por Christian de Sica, hijo del director Vittorio.

El diario de mayor tirada de Italia recuerda al mismo tiempo que el encargado directo de dar seguimiento a la producción por parte del Vaticano fue monseñor Giovanni Battista Montini, futuro Pablo VI (1963-1978).

De Sica y la Santa Sede decidieron hacer que la realización de la película durará mucho más de lo previsto para poder dar refugio a unas 300 personas, en buena parte judíos o perseguidos, que fueron contratados como comparsas.

El set de la película se instaló en la basílica de San Pablo Extramuros (que territorialmente pertenece a la Ciudad del Vaticano), y allí vivieron sus realizadores.

Al ver la enorme cantidad de empleados y la duración de la película, furioso, el teniente torturador Pietro Koch penetró en la noche entre el 3 y el 4 de febrero de 1944 en el recinto sagrado y se llevó a 60 sospechosos.

En la basílica pudieron refugiarse los actores (profesionales o improvisados) durante los bombardeos del 3 de marzo de 1944, que tuvieron lugar en la vía Ostiense de Roma.

El acuerdo secreto entre De Sica y el Vaticano fue que la película no terminara «hasta que los alemanes se fueran de Roma», revela «Il Corriere della Sera».

El director italiano aceptó el encargo oficial que le dio el Centro Católico Cinematográfico para no tener que trabajar para el gobierno fascista italiano, que junto a Joseph Goebbels, ministro de Instrucción Pública y de Propaganda del régimen nazi, pretendía hacer un centro de producción cinematográfica en Venecia.

Vittorio de Sica (1901-1974), autor de 35 películas, ha recibido por cinco de ellas el Premio Oscar --entre otras, «Ladrones de bicicletas» (1948)--. En su última película, «El viaje», participaron Sophia Loren y Richard Burton.