Periodistas asociados lamentan los anuncios de prostitución en España

Sigue el ''techo de cristal'' para las mujeres en los puestos de decisión

Roma, (Zenit.org) Redacción | 1550 hits

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) considera que el Día Internacional de la Mujer, celebrado este 8 de marzo, es un buen momento para recordar que todavía vivimos en una sociedad desigual, que en el caso del periodismo excluye a las mujeres de los órganos de dirección de los medios y las condena a horarios imposibles que hacen complicado compatibilizar la vida laboral y familiar.

En sus recomendaciones, con motivo del Día Internacional de la Mujer, la FAPE reitera su reprobación "a los medios que siguen publicando los anuncios de prostitución, en un claro atentado contra la dignidad de las mujeres". La Federación insta de nuevo a los medios, varios de ellos de tirada nacional, a que retiren los anuncios sexuales y dejen de participar, con esta publicidad, en la promoción de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. "No se entiende que los medios sigan manteniéndolos cuando varias operaciones policiales han demostrado que las mafias que explotan a las mujeres utilizan esa publicidad para captar clientes", subraya la entidad que agrupa a la mayoría de los periodistas españoles.

Actualmente, solo dos mujeres son directoras de periódico en España y en el ámbito de la prensa especializada y las revistas únicamente lideran las dedicadas al corazón, decoración o similares.

Asimismo, la presencia de la mujer en los consejos de administración de los grupos mediáticos es testimonial (Prisa, Unidad Editorial, Vocento, Tele 5, Antena 3, RTVE, etc). Los hombres conservan en ellos una abrumadora mayoría.

Como contraste, la presencia femenina en la profesión es creciente. En las asociaciones de periodistas ya alcanza casi al 50% (de 15.414 socios de FAPE al cerrar 2012, 7.946 son hombres y 7.468 mujeres) y en algunas el 60%, índice que se supera en muchas redacciones. Esta desigualdad en el reparto de tareas directivas tiene, como consecuencia, una desigualdad en materia de retribución.

Aunque la crisis no hace distinciones de sexo y el crecimiento del paro registrado es muy similar entre los periodistas y las periodistas, su incidencia en las mujeres casi duplica (64%) al del desempleo de los hombres (36%), según refleja el Informe Anual de la Profesión Periodística 2012, editado por la Asociación de la Prensa de Madrid.

La desigualdad no se frena pese a que la presencia femenina en la profesión es creciente. En las asociaciones de periodistas ya alcanza casi al 50% (De 15.414 socios de FAPE al cerrar 2012, 7.946 son hombres y 7.468 mujeres) y en algunas el 60%, porcentaje que se supera en muchas redacciones.

Y en cuanto a la dirección, apenas un 20% son mujeres. Es decir, la gestión, la decisión, es masculina. Sólo hay una mujer por cada 5 cargos directivos en los medios informativos.

La conciliación de la vida laboral y familiar es sin duda una cuestión clave, ya que afecta directamente a la progresión de la carrera de la mujer, sobre todo porque siguen soportando las mayores cargas familiares.

Las renuncias al ejercicio y al progreso profesional casi siempre tienen nombre femenino. La mujer se incorporó al mundo laboral, sin que el hombre se comprometiera, al mismo ritmo, en las tareas familiares.

La ausencia de políticas de conciliación laboral, familiar y personal perjudica esencialmente a la mujer y se refleja en una mayor tasa de paro respecto al hombre, desiguales oportunidades en el acceso al empleo, en la formación, la promoción y el acceso a puestos de responsabilidad, la segregación profesional, mayor precariedad, la expulsión del mercado de trabajo por motivos relacionados con la maternidad y la asunción de responsabilidades familiares, la percepción de retribuciones inferiores por trabajo de igual valor, la realización de dobles jornadas de trabajo (doméstico, familiar y laboral).

Ante esta situación, la FAPE propone un gran pacto entre empresas editoras y la administración para racionalizar los horarios con la aplicación de una serie de medidas.

Entre estas medidas, la FAPE propone la flexibilización de la jornada de trabajo, la provisión de servicios (guardería, gimnasios, etc), fomento del teletrabajo, la implantación de la jornada continua los viernes o alargar la baja por maternidad y extenderla al padre (permiso de paternidad de igual duración que el de maternidad).

Otra cuestión subrayada es la lucha contra la violencia de género y cómo los hombres y mujeres periodistas pueden en su tarea profesional cotidiana contribuir a la visibilización de las mujeres, que tengan el protagonismo que merecen en los informativos de radio y televisión, en los periódicos, en los digitales.

Desde la FAPE animan a las diferentes administraciones a no cesar en los esfuerzos en la lucha contra la violencia de género, incluso en esta época de recortes a causa de la crisis económica.

En esta línea, la FAPE respalda la iniciativa de la UNESCO con motivo del Día Internacional de la Mujer con el lema "Las mujeres hacen las noticias 2013: Hacia una alianza mundial entre género y medios".

"Las mujeres hacen las noticias" es una iniciativa mundial que trata de centrar la atención en la cuestión relativa a la igualdad de género, tanto en los medios de comunicación como a través de los mensajes por ellos vehiculados; generando debate y promoviendo soluciones que implican una participación activa hasta cumplir con los objetivos globales.