Periodistas de Portugal, Perú y España, premiados por la JMJ

La cruz y el icono mariano, de Córdoba a Aragón

| 1362 hits

MADRID, lunes 13 de junio de 2011 (ZENIT.org).- Los premios internacionales de comunicación “Centinelas del mañana”, otorgados por la fundación española Crónica Blanca (http://www.cronicablanca.org), ya tienen ganadores. Mientras tanto, la cruz y el icono mariano siguen su peregrinación por España. Fueron despedidos en Córdoba y marcharon hacia Aragón.

El jurado de los premios “Centinelas del mañana” premió los mejores trabajos periodísticos sobre la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebra en Madrid del 16 al 21 de agosto.

Estos premios han sido un éxito de convocatoria a nivel mundial, ya que se recibieron trabajos periodísticos de un gran número de países: Portugal, Ucrania, Italia, España, EEUU, Guatemala, Cuba, Colombia, Brasil, Argentina y Australia.

El concurso se suma así el espíritu internacional de esta Jornada, que recibirá en Madrid a personas venidas de todas partes del mundo.

Entre los trabajos recibidos, el jurado ha premiado un documental peruano, un artículo portugués y dos programas de radio y una página web españoles.

Cada uno de los ganadores recibirá mil euros y la inscripción en un máster de comunicación impartido en una universidad española. La entrega de premios tendrá lugar en Madrid, el 16 de agosto, durante los actos culturales de la Jornada Mundial de la Juventud.

El Consejo Pontifico de las Comunicaciones Sociales apoyó estos premios “para promover un periodismo ético y profesional en la generación joven de nuestra sociedad”.

El jurado premió como “Mejor Espacio Radiofónico”, galardonado con el Máster de Radio de la Fundación Radio Popular y la Universidad CEU San Pablo, dos trabajos: el programa “Salida de emergencia”, de Radio María, por Joaquín Cañas, de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y el programa “Doy Fe de ello”, de Manuel Serrano e Isabel Egido, de la Universidad Miguel Hernández de Elche, Alicante.

En la categoría “Mejor Documento Audiovisual”, el premio fue para Sandra Rodríguez Benavides, de Pax Televisión, Lima, Perú, por “De Sidney a Madrid”. La ganadora obtuvo el Máster en Comunicación Audiovisual de la Universidad Francisco de Vitoria.

El “Mejor Artículo Periodístico” recayó sobre “Las jornadas que transforman”, de la revista Familia Cristiana por Ricardo Joao Perna, de Portugal. El premio es el Máster en Información Social y Religiosa de la Universidad CEU San Pablo.

La “Mejor propuesta periodística multimedia en Internet”, premiada con el Máster online en Dirección de Comunicación, Gestión de las actividades comunicativas e instituciones de la Universidad Católica San Antonio de Murcia, fue para el proyecto web www.gazteliza.org, de la Pastoral Juvenil de la Diócesis de San Sebastián, de Juan Pablo Aroztegi Esnaola,
Guipúzcoa.

Despedida de la cruz en Córdoba

Miles de fieles asistieron a la misa de despedida de la cruz de los jóvenes y el icono de la Virgen en la catedral, presidida por el obispo Demetrio Fernández.

La cruz llegó a Córdoba el 6 de junio para recorrer gran parte de la diócesis. El domingo de Pentecostés, se despidió de Córdoba, tras una semana intensa de emociones, en la que los jóvenes fueron los principales protagonistas.

Tras pasar la noche en el seminario mayor San Pelagio, acompañada por seminaristas y numerosos fieles que quisieron besarla y adorarla, la cruz de los jóvenes y el icono de la Virgen salieron portados por los seminaristas mayores rumbo a la catedral. Allí, el obispo presidió la eucaristía de despedida junto a los miles de fieles que abarrotaban las naves de la sede de la diócesis.

En la homilía, el obispo destacó que “el Espíritu Santo no es sólo una fuerza, sino que es una persona viva, divina, omnipotente como el Padre y el Hijo. Una persona que cuando le abrimos en corazón penetra hasta lo más profundo de nuestro ser, y desde dentro nos va regenerando y transformando”.

Refiriéndose al paso de la cruz por la diócesis, aseguró que ha sido un instrumento de evangelización en todos los lugares por donde ha pasado. “Cruz bendita, que nos has traído a nuestra diócesis de Córdoba a tantos miles de jóvenes que la han abrazado, que la han besado, que se han sentido perdonados en el sacramento de la penitencia y que se han acercado a comulgar limpios de pecado para sentirse unidos con Jesucristo”, dijo.

Así mismo, aseguró que para la diócesis ha sido una pequeña misión, convocando a todos a la próxima JMJ en Madrid.

“La procesión de la cruz por nuestra diócesis ha sido un torrente de misericordia para todos los que se han acercado a tocarla”, aseguró.

En la ceremonia, seis personas recibieron el Sacramento de la confirmación de manos del prelado, quien les aseguró que con este sacramento están recibiendo la gracia del Espíritu Santo, una fuerza que antes no tenían.

Entre aplausos y jóvenes gritando: “Esta es la juventud del papa”, la cruz de Juan Pablo II y el icono salieron de la catedral portados por voluntarios de la delegación de Juventud, y fieles de la diócesis, hasta el Arco del Triunfo. Tras el rezo del ángelus, monseñor Fernández exhortó: “¡Jóvenes, nos vemos en Madrid!”.

Seguidamente, los signos de la JMJ cruzaron el puente romano, engalanado con banderas y multitud de jóvenes que quisieron despedirse, donde se entregaron al delegado de Juventud de la diócesis de Barbastro-Monzón, que será la próxima en recibirla.