Perú: Arzobispo de Arequipa recibe nuevo nombramiento de la Santa Sede

Monseñor Javier del Río Alba, miembro del Consejo Internacional para la Catequesis

| 1562 hits

AREQUIPA, martes 30 octubre 2012 (ZENIT.org).- En el contexto del Sínodo de los Obispos sobre la Nueva Evangelización, el 50 aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II, el 20 aniversario de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica, y el inicio del Año de la Fe convocado por Benedicto XVI, monseñor Javier Del Río Alba ha sido nombrado miembro del Consejo Internacional para la Catequesis (COINCAT), de la Santa Sede.

De esta manera, en pocos meses el pastor de la Iglesia en Arequipa ha recibido un segundo nombramiento pontificio. La primera designación, recibida en junio de este año, fue miembro de la Fundación Populorum Progressio, perteneciente al Consejo Pontificio Cor Unum, el dicasterio de la caridad del papa, informa a ZENIT la Oficina de Comunicaciones del Arzobispado de Arequipa

El Consejo Internacional para la Catequesis es un organismo de la Santa Sede que tiene como finalidad cooperar con el santo padre en la transmisión de la fe y la formación permanente de los católicos a través de la catequesis. Hasta hace unos días, este Consejo dependía de la Congregación para el Clero, pero al finalizar el reciente Sínodo de Obispos Benedicto XVI lo ha trasladado al Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, creado por él en junio de 2010, con la finalidad de dar mayor impulso a la actividad evangelizadora de la Iglesia.

Con relación a este Consejo Pontificio, el papa manifestó que “El proceso de secularización ha producido una grave crisis del sentido de la fe cristiana y el papel de la Iglesia", por lo que el nuevo Consejo debe "promover una renovada evangelización en los países donde la Iglesia ha existido desde hace mucho tiempo pero están viviendo una progresiva secularización de la sociedad y una especie de eclipse del sentido de Dios".

Al conocer su nuevo nombramiento, el arzobispo de Arequipa declaró: “Agradezco de modo especial al santo padre que ha puesto su confianza en mí para formar parte de dos organismos pontificios que son muy importantes para la misión de la Iglesia en el Tercer Milenio. La catequesis es fundamental para la transmisión de la fe cristiana a las nuevas generaciones y a aquellos que se han alejado de Dios engañados por los ídolos de este mundo; y del mismo modo, las obras de caridad a favor de los más pobres y necesitados son necesarias para hacer presente que el amor que predica la Iglesia no es pura teoría sino que se hace visible en hechos concretos. Confío en que las oraciones de la Iglesia en Arequipa y en todo el Perú, harán posible que ejerza estos dos encargos papales con la dedicación, entrega y lucidez que se merecen”.

Sobre las actividades de la Fundación Populorum Progressio, cabe destacar que en la última reunión de su Consejo celebrada en julio en Bogotá, Colombia, se aprobaron 203 proyectos por un monto de 2,9 millones de dólares, a favor de comunidades indígenas y campesinas de 19 países latinoamericanos y del Caribe, lo que da una idea de la importancia y trascendencia de esta institución.