Perú: La Iglesia abre un hogar para niñas víctimas de trata y explotación sexual

Más de mil niños y niñas son explotados en los campamentos mineros de Madre de Dios

| 1305 hits

PUERTO MALDONADO, jueves 7 junio 2012 (ZENIT.org).- El Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado, Perú, establecerá el primer hogar para niñas víctimas de trata y explotación sexual.

El Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado ya ha implementando hasta la fecha cinco casas hogar en beneficio de niños, niñas y adolescentes en riesgo, dos internados para adolescentes de comunidades nativas y un asilo de ancianos desamparados en la región.

Se estima que más de mil niños, niñas y adolescentes son víctimas de trata y explotación sexual en los campamentos mineros en Madre de Dios. De los que cerca del 80% provienen de distintas regiones del país. La gran mayoría formados en hogares disfuncionales y con graves necesidades económicas.

Según informa ZENIT el Vicariato Apostólico, es en el seno familiar donde estos niños conocen la violencia y el maltrato. En ocasiones escapan y caen en las redes de la prostitución engañados por falsas promesas de afecto y mejor calidad de vida. En otras, son los mismos padres quienes, en la imposibilidad de hacerse cargo de su familia, entregan a sus hijos a parientes o a amistades quienes ofrecen darles educación y alimentos que nunca se materializan.

El Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado, a cargo de monseñor Francisco González Hernández, busca responder a estos niños, niñas y adolescentes, estableciendo la primera casa hogar dedicada especialmente a la infancia y adolescencia víctimas de trata y explotación sexual en zonas mineras.

La casa hogar tendrá una capacidad para veinte niñas y adolescentes, cuyas identidades serán cuidadosamente protegidas. Estas niñas rescatadas de los campamentos mineros iniciarán un proceso de recuperación y reinserción a través de diversas actividades como la formación laboral.

Dado a que estas niñas llegan con heridas profundas en el alma, autoestima debilitada, al igual que en todas las otras casas hogar del Vicariato, se les brindará un espacio seguro, afectuoso y con oportunidades para que puedan retornar a las sociedades fortalecidas, comenta monseñor Francisco González.

Esta es una importante iniciativa que vienen desarrollando el Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado a través de Caritas Madre de Dios y el Gobierno Regional con el importante apoyo de la Unión Europea al consorcio formado por Save the Children, AGAPE, Inti Runakunaq Wasin y Caritas Madre de Dios.