Perú: La verdad sobre las Hijas de María Inmaculada

Un obispo defiende a religiosas acusadas de graves delitos por una televisión

| 3623 hits

LIMA, miércoles 26 de enero de 2011 (ZENIT.org).- El obispo emérito de Chachapoyas, Perú, José Ignacio Alemany, sale en defensa, en un artículo fechado el 23 de enero en Lima, de la congregación de Hijas de María Inmaculada Corredentora. Una fundación reciente, con numerosas vocaciones, que sufre el acoso de cuatro ex religiosas y un medio de comunicación. Monseñor Alemany es también director de Radio María en Perú.

El artículo ha sido enviado a ZENIT por Radio María de Perú.

El canal de televisión ATV de Lima emitió las declaraciones de cuatro ex religiosas de las Hijas de María Inmaculada y Corredentora. Les dieron la oportunidad de contar, dice el obispo Alemany en su artículo, “todas las calumnias que su exuberante imaginación les ha permitido (relaciones sentimentales, malos tratos a las jóvenes, malversaciones, enriquecimiento ilícito personal y familiar, tráfico de niños…)”.

“Una serie de infamias –asegura el obispo redentorista- a las que muchas personas que las conocen desean contestar en público pero no es conveniente para no prolongar la telenovela”.

Efectivamente el canal aludido es especialistas en folletones televisivos y noticias sensacionalistas. En sus reportajes, mezcla una noticia de Perú con lo que sucede en Irlanda o en otros país donde se hayan publicado escándalos de tema religioso.

Hace seis años –relata monseñor Alemany--, estando dentro de la congregación y en una reunión, una de ellas (Felícita) se atrevió a prohibir a todas las religiosas grabar nada de lo que se dijera esos días”.

“Por su parte ella, ocultamente, grabó a su gusto; hizo un montaje como le pareció centrando todo en una vil calumnia contra los fundadores y lo fue presentando a mucha gente, sobre todo autoridades religiosas, algunos les creyeron.

Durante estos años, ella y sus compañeras, sobre todo Flor Araiza Navarro --quien se atrevió a tener un hijo siendo religiosa y faltando a sus votos--, hicieron chantaje a las religiosas amenazándolas de diferentes formas, y especialmente con publicar su calumnia en la televisión como al fin hicieron.

“Lamentablemente –afirma el director de Radio María- otros medios de comunicación del Perú se han hecho eco de estas calumnias y las han colgado en sus páginas de Internet, como hacen con todo lo que pueda ofender a la Iglesia de Jesús, ya que casi nunca se enteran de las maravillas que la Iglesia hace en el mundo”.

“Uno de los agravantes de este canal –explica monseñor Alemany- ha sido el descaro de colocar dos (¿o tres?) cámaras en los altos de las casas vecinas para mantener acosadas a las religiosas y jóvenes que viven en el convento”.

“Desgraciadamente no ha habido autoridad capaz de hacer retirar estas cámaras en varios días. Parece que incluso, según han contado ‘las denunciantes’, han enviado la vil calumnia hasta la Santa Sede”.

¿Quiénes son las religiosas Hijas de María Inmaculada y Corredentora? El obispo Alemany explica la historia de esta joven congregación.

La comunidad de Hijas de María Inmaculada y Corredentora fue fundada por el padre redentorista Manuel Ángel Bernabé Terreros junto con seis jóvenes catequistas. La congregación nació el 15 de octubre de 1978.

El fundador, entonces párroco de la parroquia de Santa Rosa en Piura, quiso remediar la situación crítica de numerosas jóvenes que, en estado de emergencia espiritual y física, se acercaban pidiendo ayuda a la parroquia. Puso su intención bajo el patrocinio de la Virgen Inmaculada cuya imagen presidía la capilla del sector Tupac Amaru de la parroquia.

“Nuestro carisma espiritual nos pide ser santas imitando a María para configurarnos con Cristo mediante el plan espiritual y la práctica de virtudes. Nuestro carisma apostólico es salvar a la juventud abandonada porque en ella vemos a Cristo necesitado”, afirman las religiosas.

El arzobispo de Piura Fernando Vargas Ruiz de Somocurcio, que quería tanto a la naciente congregación, la aprobó, primero ad experimentum, durante tres años. Y después, fueron aprobadas el 8 de setiembre de 1980 a nivel diocesano.

Poco a poco, las Hijas de María Inmaculada, crecieron y “el Señor las ha bendecido con muchas vocaciones, incluso en estos años difíciles”, explica monseñor Alemany. “Es realmente una congregación de jóvenes que tienen en estos momentos tres casas en Colombia y cinco en el Perú”, subraya.

Con la ayuda de bienhechores generosos y su trabajo continuo sacan adelante a las jóvenes que se les acercan y que tienen graves problemas morales.

Muchas de ellas incluso llegan embarazadas. Las religiosas las acogen, cuidan de ellas y los hijitos, en sus hogares. “Precisamente una de las calumnias ha pretendido malinterpretar este sacrificado servicio a nuestra sociedad”, aclara el director de Radio María.

En estos días tuvieron que paralizar muchas posibilidades que tenían, varios obispos siguen pidiendo su presencia en sus diócesis y por su parte Dios les está dando continuamente jóvenes vocaciones.

Para llevar una vida tan sacrificada, los fundadores prepararon a las religiosas a vivir en un ambiente diario de oración que las pueda hacer, según la inspiración de san Alfonso, uno de sus principales patronos, contemplativas y misioneras al mismo tiempo.

Esto explica que se levanten tan temprano a hacer oración y se esfuercen todo el día por mantenerse, en medio de sus trabajos, en la presencia de Dios. Así, a pesar del duro trabajo diario, “se les ve siempre alegres y felices, confiadas en la Divina Providencia que, como ellas dicen, nunca les ha faltado”, señala el obispo redentorista.

Uno de los sencillos trabajos que hacen para ganarse la vida es la venta de tamales muy apreciados por el público, cosa que, esta última semana no pudieron hacer por el acoso de las susodichas cámaras.

“Aunque cualquier persona medianamente formada se ha podido dar cuenta de que ha sido una pésima y manipulada presentación la de ATV, he querido aclarar estos puntos para el gran público y doy testimonio de que se trata de una congregación fervorosa, sacrificada y buena, de que la fundadora M. María Carmen Aguilar es una mujer de Dios y de que al fundador, P. Manuel Bernabé, condiscípulo mío, todos los redentoristas consideramos como un verdadero santo”.

Para saber más: http://congregacionmariainmaculada.blogspot.com/.

Por Nieves San Martín