Perú: Manchay es presencia viva de la providencia de Dios

El presidente del Consejo Pontificio 'Cor Unum' visitó Lima

| 1717 hits

LIMA, martes 10 enero 2012 (ZENIT.org).- El cardenal Robert Sarah, presidente del Consejo Pontificio Cor Unum dedicado a la caridad y la promoción humana, prometió ayuda del Vaticano para las obras sociales que impulsa el Arzobispado de Lima en Manchay. El cardenal Sarah anunció este compromiso en su visita a las obras sociales eclesiales en Manchay.

“Doy gracias a Dios por haberme traerme aquí en medio de ustedes –informa en una nota el Arzobispado de Lima--. He podido escuchar a su párroco y puedo decir que en Manchay el Señor está presente con su amor y su bendición. Quisiera darle las gracias por todo lo que he visto, por su trabajo y puedo decir en nombre del Papa que quiero participar en su trabajo pastoral. Manchay es presencia viva de la providencia de Dios”,señaló.

Enclavado a las afueras de Lima, Manchay es un asentamiento urbano de más de setenta mil habitantes que creció en la década de los 80 del siglo XX, como consecuencia de la centralización, la extrema pobreza rural y la violencia terrorista. Situado en un arenal, la escasez de agua y de vegetación y la pobreza extrema son las características más acusadas de Manchay.

“Estoy seguro de que si el Papa estuviese aquí habría hecho la misma promesa de participar en el trabajo pastoral en este lugar. Yo los bendigo y prometo que rezaré por cada una de sus familias y por cada uno de ustedes”, prosiguió.

En otro momento, el presidente del Consejo Pontificio Cor Unum exhortó a los pobladores de Manchay a educar a sus hijos en el amor a Dios. “Que Dios les conceda la salud y la paz”, bendijo.

También les explicó la labor que Benedicto XVI, le ha encomendado en el consejo pontificio dedicado a la caridad, para estar cercano a las personas que viven en sufrimiento. Como se recuerda, Cor Unum envió ayuda para Pisco luego del terremoto sufrido el 15 de agosto de 2007.

Asimismo, explicó el motivo de su visita a Lima para realizar una peregrinación por los lugares donde vivió santa Rosa de Lima, que es una santa de su devoción.

“Estoy aquí para conocer el Perú pero sobre todo para venerar a una santa que he conocido desde que era pequeño, santa Rosa de Lima. Mi parroquia de origen tiene como patrona a santa Rosa de Lima, y en febrero mi parroquia en África cumplirá cien años. Y para prepararme y preparar a mi pueblo espiritualmente para el centenario he querido venir a Perú hacer una peregrinación para ver los lugares donde vivió santa Rosa de Lima”, concluyó.