Perú: Miles de personas se manifestaron por la vida

VI Corso por la Vida y la Familia realizado en Arequipa

| 1522 hits

AREQUIPA, martes 3 abril 2012 (ZENIT.org).- “Este es un Corso que salva vidas, que no solamente es la manifestación del pueblo arequipeño a favor de la vida y la familia, sino que representa una oportunidad para alentar a las personas a tomar decisiones en sus vidas que las lleven a dar valor a su existencia”, manifestó Neldy Mendoza, portavoz de la Coordinadora Regional por la Vida, organizadora del VI Corso por la Vida y la Familia que se realizó este 31 de marzo por las principales calles del centro de la ciudad de Arequipa, culminando en el Estadio Melgar.

Docenas de miles de personas desde las 9:30 am, con la concentración en el frontis de la Universidad Católica San Pablo iniciaron el recorrido, informan a ZENIT los organizadores. A la cabeza iban las autoridades convocadas al Corso, como alcaldes, representantes de asociaciones civiles y de la misma COREVIDA. Más de 300 instituciones de diferentes ámbitos sociales se sumaron a esta expresión del pueblo arequipeño que ve, en la vida y la familia, valores fundamentales para la paz y el desarrollo del país, como definió Neldy Mendoza.

A su momento, el vicario general de la Archidiócesis, monseñor Javier Cárdenas Velarde, se dirigió a los presentes, animándolos a respetar la vida y en especial la familia, atacada actualmente desde varios ángulos con el fin de destruirla y formar personas egoístas y avocadas al consumismo. “Roguemos a Dios que podamos ser valientes al defender la vida, en especial de aquellos que no pueden defenderse, como son los niños en los vientres de sus madres”, manifestó, recordando que esta actividad se realiza en el marco del Día del Niño por Nacer.

El alcalde provincial, Alfredo Zegarra, así como los burgomaestres de Cayma y Yanahuara, también estuvieron presentes, quienes a su oportunidad reconocieron el compromiso que desde ya asumieron de implementar en sus comunas medidas de protección a la familia y los no nacidos, a través de diferentes normativas que se irán dando a conocer.  

Finalizado el evento, Neldy Mendoza afirmó: “Hemos querido demostrar que el pueblo defiende y proclama pacíficamente, con alegría, pero también con firmeza, que la familia es la mayor de las instituciones sociales a proteger, ya que allí es donde se forman las personas que forjan el desarrollo económico y moral del país”.

Fueron más de tres kilómetros los que recorrieron las delegaciones separadas por batallones, desde el parque Selva Alegre, hasta el Estadio Melgar, lugar del fin de fiesta. Más de 90 personas fueron las encargadas del ordenamiento y movilización de las personas, las cuales priorizaron el cuidado de los participantes, ya que en este evento participaron miles de familias.

Se resaltó un pedido de la Asociación Promujer y Derechos Humanos, hecho a autoridades educativas, municipales, regionales y del Congreso de la República con el fin de iniciar trabajos en conjunto para la implementación de normativas correspondientes para proteger tanto a las madres como a sus bebés. “Esto como una responsabilidad social por parte de las municipalidades, gobiernos regionales y el propio Estado. Hoy en día hay una corriente en contra del embarazo de la mujer que muchas veces la lleva a no contar con la protección estatal para su estado, lo cual las lleva a tomar medidas extremas como el aborto o peor, abandonar a los bebés apenas nacidos”, manifestó Guadalupe Valdez, presidenta de la Asociación Promujer y Derechos Humanos.

La implementación de las Casas de Maternidad, Espacios de Lactancia, así como la asesoría y seguimiento de las madres embarazas en las jurisdicciones locales, el reparto gratuito de Fierro y medidas erradicación de los centros de aborto, son algunas de las medidas que estarán solicitando las gestantes y las asociaciones integrantes de la COREVIDA. “Es momento en que debemos luchar por proteger los derechos de las madres y de sus hijos, ya que existe una corriente que intenta separar a ambos, tratando de instrumentalizar a la maternidad como un retraso para la mujer y a los bebés como un producto desechable”, afirmó Guadalupe Valdez.

Son varias las políticas que se deben impulsar: normas de protección a las mujeres en estado de gestación, los derechos reconocidos por la ley laboral para proteger a la madre, como descansos y permisos por maternidad, pago de subsidios por maternidad, el derecho de la mujer trabajadora para dar alimento a su hija o hijo, el derecho a sala-cuna, limitaciones y prohibiciones para el trabajo de la mujer en estado de embarazo, los derechos del padre en razón de la maternidad, entre otros que en nuestro país carecen de una real aplicación.

Entre las instituciones que conforman la Coordinadora Regional por la Vida están la Asociación “Vida y Familia” , “Médicos por la  Vida”, “Ética y Derecho” , “Promujer y Derechos humanos”, “Juventud Pro Vida”, el Instituto para el Matrimonio y la Familia de la Universidad Católica San Pablo y la Asociación  “Vida Joven”.

Instituciones que desarrollan actividades varias, en sus respectivos campos de acción, promoviendo una Cultura de Vida, buscando integrar y recuperar los valores que dignifican al ser humano.