Pésame del Papa por la muerte del cardenal Ambrozic

Encomienda su alma a la misericordia de “nuestro Padre amoroso”

| 1856 hits

CASTEL GANDOLFO, domingo 28 de agosto de 2011 (ZENIT.org).- Benedicto XVI expresó en un telegrama su pésame por la muerte del cardenal Aloysius Matthew Ambrozic, arzobispo emérito de la arquidiócesis canadiense de Toronto, fallecido este sábado a los 81 años de edad.

En el texto, enviado al actual arzobispo de Toronto, monseñor Thomas Collins, el Pontífice se muestra “profundamente dolorido” por la muerte del cardenal, y expresa al prelado, “al clero, a los religiosos y a los fieles laicos de la arquidiócesis” sus “sentidas condolencias”, asegurando su oración.

“Recuerdo con gratitud la dedicación del cardenal y su servicio a la Iglesia en su país de adopción”, escribe Benedicto XVI.

El cardenal Ambrozic nació en Eslovenia. Se trasladó con su familia a Canadá en 1948 y recibió la ordenación sacerdotal en 1955.

El Papa concluye su telegrama uniéndose a “todos los que lamentan su pérdida” “al encomendar su noble alma a la infinita misericordia de Dios, nuestro Padre amoroso”.

El purpurado fallecido nació en Gabrje el 27 de enero de 1930. Fue nombrado obispo auxiliar de Toronto en 1976. Diez años más tarde, fue elegido arzobispo coadjutor y en 1990, arzobispo de Toronto.

Juan Pablo II lo creó cardenal en 1998 con el título de los santos Marcelino y Pedro. Con su muerte, el colegio cardenalicio tiene 194 miembros, 114 de los cuales electores.