Políticos de todo el mundo en la misa de inicio de pontificado

Delegaciones de 132 estarán presentes mañana para saludar al papa Francisco

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 1371 hits

El portavoz vaticano de la Santa Sede ha explicado hoy nuevamente que no se tiene costumbre de invitar a nadie a esta ceremonia, sino que son los propios jefes de Estado y gobernantes los que toman la iniciativa y expresan su deseo de asistir a la solemne ceremonia de inicio del pontificado.

Se prevé que asistan hasta 132 delegaciones de todo el mundo de diferente nivel e importancia. Por protocolo, se sitúa primero a soberanos, después jefes de Estado y jefes de gobierno.

Personalidades de las delegaciones oficiales, entre la que destaca la presencia de la delegación de la República Argentina Cristina Fernández de Kircher junto con 19 personas más. La delegación italiana estará presidida por el presidente de la República Napolitano y Monti, presidente del consejo de ministros. Seis soberanos reinantes y 31 jefes de Estado. Altos representantes de la Unión Europea, tres principies herederos, y once jefes de gobierno, además de embajadores, primeros ministros y otros cargos públicos. Todos ellos se situarán a la derecha del altar.

La representación y relaciones con los demás Estados están reservadas al sumo pontífice, quien las ejerce por medio de la Secretaría de Estado. Tanto la Santa Sede, en cuanto órgano soberano de la Iglesia católica, como el Estado de la Ciudad del Vaticano, han obtenido cada vez más pleno reconocimiento como personalidad internacional singular; ambos forman parte de organizaciones internacionales, participan en conferencias internacionales, y poseen facultades para adherirse a convenciones internacionales. Estas facultades se ejercen por medio de la Secretaría de Estado.

La Santa Sede participa de diferentes modos en organizaciones internacionales, con observadores permanentes, en la ONU, FAO, UNESCO por ejemplo, en otras es miembro, por ejemplo de AIEA --Agencia Internacional para la Energía Atómica--, y OMT --Organización Mundial del Turismo--. El Vaticano participa en otras como son: la Unión Postal Universal (UPU), Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), Consejo Internacional del Trigo, Organización Mundial para la Propiedad Intelectual (OMPI), Unión Internacional de Berna para la protección de las obras literarias y artísticas, Unión Internacional de París para la protección de la propiedad industrial, Asociación Médica Mundial, Organización Internacional de Telecomunicaciones por vía Satélite (INTELSAT), Organización Europea de Telecomunicaciones por vía Satélite (EUTELSAT).

En cuanto a la adhesión a convenciones internacionales, la Santa Sede está adherida también a numerosas, entre las cuales están: Convención internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial, Convención internacional sobre los derechos del niño, Convención única sobre estupefacientes y protocolo de enmienda, Convención sobre las sustancias psicotrópicas, Tratado sobre la no proliferación de armas nucleares, Convención sobre la exploración y la utilización pacífica del espacio atmosférico, Protocolo sobre la prohibición de gases tóxicos y medios bacteriológicos, Convenciones de Ginebra (para mejorar en tiempo de guerra la condición de los heridos y enfermos; sobre la protección de civiles; sobre el tratamiento de prisioneros; sobre el status de los refugiados) y otros protocolos adicionales, Convención internacional para la protección de bienes culturales en caso de conflicto armado, Convención de la UNESCO sobre la protección del patrimonio mundial, cultural y natural, Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas, Convención cultural europea, Convenciones en materia de derecho marítimo, Convenciones sobre la circulación viaria.

Algunas de las relaciones diplomáticas de la Santa Sede tienen varios siglos de antigüedad, en otros casos son más recientes.

En el caso de España, por ejemplo hay un nuncio acreditado desde 1577, en Francia desde 1583, sin embargo el caso de Rusia es más reciente, tan solo desde 1994. Reciente también la relación con Estados Unidos, la delegación existe desde 1893 y desde 1998 presidida por un nuncio. Las relaciones diplomáticas más recientes son con los Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Montenegro, Serbia, Timor Oriental. Cuando Juan Pablo II fue elegido papa en 1978, existían relaciones diplomáticas sólo con 84 países.