¿Por qué se aparece la Virgen?

Presentado en Roma el “Diccionario de las Apariciones de María”

| 4228 hits

ROMA, lunes 13 de diciembre de 2010 (ZENIT.org).- Las apariciones de María, los mensajes, la interpretación de los videntes, son acontecimientos que atraviesan toda la historia del cristianismo.

Especialmente en el campo del discernimiento y del significado de las apariciones, la Iglesia católica se interroga desde hace tiempo. Las preguntas a las que encontrar respuesta son muchas y complejas.

¿Por qué María se aparece a los hombres? ¿Cuál es el sentido y el motivo de estas apariciones? ¿Cómo se hace para distinguir las verdaderas apariciones de las sugestiones? ¿Por qué los reconocimientos de la Iglesia son tan pocos respecto al elevado número de apariciones? ¿Cómo se explica la gran popularidad de estos fenómenos?

Para responder a éstas y a otras mil preguntas, monseñor René Laurentin, considerado uno de los principales expertos mundiales sobre el tema, junto con reconocidos colaboradores, ha escrito y publicado el Dizionario delle Apparizioni della Vergine Maria [Diccionario de las Apariciones de la Virgen María, n.d.t.] (ediciones Art - http://www.edizioniart.it/).

La edición italiana del Diccionario ha sido enriquecida y actualizada con más de cien voces respecto a la edición original francesa publicada en 2007.

Se trata de una obra única y extraordinaria, en la que se recogen y analizan en todas sus partes 2.567 apariciones.

Durante la presentación celebrada este lunes en Roma, cerca de la plaza de San Pedro, monseñor Laurentin afirmó: “No soy yo quien he escogido las apariciones”, “son las apariciones que me han escogido a través de la voz de los obispos”.

El conocido teólogo explicó que ya en 1952, el obispo de Lourdes, monseñor Pierre Marie Théas, le pidió que estudiara las apariciones.

La misma petición se la hicieron poco después monseñor Ghillem para las apariciones de Pontmain, el rector de Fátima para las apariciones en Portugal, así como para las apariciones de Rue de Bac.

En estrecho contacto con el cardenal croata Franjo Šeper y con el cardenal Joseph Ratzinger, monseñor Laurentin continuó trabajando para poder profundizar en la naturaleza y las razones de las diversas apariciones hasta decidir publicar un verdadero diccionario.

En su trabajo, el destacado teólogo francés tuvo en cuenta las precisas indicaciones del entonces cardenal Ratzinger, quien en la obra De Servorum Dei beatificatione et beatorum canonizatione formuló los principios que rigen las apariciones, es decir: “las apariciones bíblicas son de fe divina, según la inspiración que hace de la Biblia la palabra de Dios” y “las apariciones posteriores a la muerte del último apóstol son de fe humana en cuanto su discernimiento se realiza por convergencia de criterios humanos”.

Sin embargo, Laurentin explica la importancia de las apariciones, sobre todo de las reconocidas por la Iglesia -que son 15- en lugares donde han surgido los santuarios más visitados: Guadalupe (México), Aparecida (Brasil), Lourdes (Francia), Fátima (Portugal).

Monseñor Laurentin aclara los criterios de discernimiento y el significado de las apariciones, teniendo en cuenta tanto los fervientes devotos según los cuales todas las apariciones son auténticas como los académicos y los eclesiásticos según los cuales las apariciones serían más o menos subjetivas.

En el prefacio, el cardenal Roger Etchegaray ha escrito que el Diccionario de las Apariciones de la Virgen María es “una obra memorable” y “única en su género”.

Según el purpurado, Laurentin es “un guía” seguro porque “dispone del método para moverse en el laberinto de un fenómeno religioso en sí muy complejo”, un tema de riesgo, “el menos estudiado científicamente, el más oculto, el más controvertido”.

Entrevistado por ZENIT, monseñor Laurentin destaca: “las apariciones han contribuido a ilustrar la personalidad radiante de María, Madre del Señor, mujer célebre y la más celebrada de todas a lo largo de los siglos”.

“Ninguna otra persona humana -añade- ha sido honrada con un número tan elevado de santuarios, de estatuas, de imágenes difundidas cada año en centenares de millones de copias. Ella sigue siendo un símbolo (discutido pero influyente) de la mujer perfecta, al más alto nivel, es decir, en Dios mismo”.

El volumen, de 1.200 páginas, está dividido en tres partes: la primera es una introducción general que explica el fenómeno de las apariciones bajo un perfil interdisciplinario; la segunda recoge unas 1.900 voces sobre lugares y personas objeto de las apariciones de la Virgen María hasta el 1966.

“Esta fecha -explica monseñor René Laurentin- es un hito en la historia relacionada con el fenómeno de las apariciones. Ese año, de hecho, fue eliminado el veto impuesto por el Derecho Católico de tratar el tema. Una mole imponente de documentos e informaciones se ha acumulado desde entonces y hasta hoy nadie había recogido datos ni informaciones sobre este fenómeno vivo en la Iglesia desde siempre”.

La tercera parte del volumen contiene más de 600 voces de lugares y personas objeto de apariciones (reconocidas o presuntas) desde 1966 hasta nuestros días.

 



[Por Antonio Gaspari]