Posible nuevo santo salesiano

El padre René-Marie Picron, misionero en África

| 2624 hits

BUTARE, jueves, 27 agosto 2009 (ZENIT.org).- El padre René-Marie Picron (Bruselas, 1906-Butare, 1991) podría ser el próximo salesiano propuesto como Siervo de Dios. Según opina el postulador general de la congregación, es la persona que goza de mayor fama de santidad en el África salesiana.


 
El postulador, padre Enrico dal Covolo --informa la agencia salesiana ANS--, ha pasado dos meses en el África subsahariana, visitando las circunscripciones salesianas de Congo (Lubumbashi), Angola, Sudáfrica, Kenia, Tanzania, Ruanda y Uganda.
 
En este tiempo ha predicado cuatro cursos de ejercicios espirituales a sus hermanos y a las hijas de María Auxiliadora, y ha dado numerosas conferencias y varios encuentros, sobre todo en las casas de formación. Ha podido así ilustrar ampliamente el tema de la santidad salesiana, animando a este camino de perfección a muchas personas de familia salesiana.
 
Una serie de circunstancias providenciales hace hoy más que nunca actual este llamamiento a la santidad salesiana en África: la segunda asamblea extraordinaria del Sínodo de los Obispos para la Iglesia en África (octubre de 2009); el 150 aniversario de la fundación de la congregación y el año especial dedicado a la memoria de don Rua; los fervientes preparativos para el segundo centenario del nacimiento de Don Bosco, con la peregrinación de las reliquias del santo; el próximo centenario de la presencia salesiana en África (2011). Por estos motivos la situación parace muy propicia para proponer a la familia salesiana un válido modelo de santidad.
 
El padre Picron fue sobre todo un gran misionero. Tras realizar estudios en las escuelas salesianas de Ixelles y Lieja, entró en la congregación salesiana y emitió los primeros votos el 29 de agosto de 1924. En 1933 fue ordenado sacerdote y enseguida partió para el Congo.
 
Fue párroco de Kafubu, a pocos kilómetros de Lubumbashi. Fue superior delegado del Congo, y luego inspector de Bélgica entre 1952 y 1959, cuando Bélgica, Congo, Ruanda y Burundi formaban una única inspectoría salesiana.
 
Fue precisamente el padre Picron quien promovió con energía la "independencia religiosa" del Congo. Así, cuando en 1959 se creó la provincia de África Central, se puso a disposición de esta inspectoría. Durante más de diez años fue director, maestro de novicios, profesor, confesor, director espiritual, delegado inspectorial de los ex alumnos, maestro de música y animador de numerosas actividades misioneras.
 
Cuando, a partir de 1972, su salud empezó a declinar, se retiró a la casa de formación de Butare, en Ruanda, donde siguió hasta la muerte en 1991 su valiosa actividad de confesor y director espiritual. Sus restos reposan en el jardín del noviciado de Butare.
 
No son sólo sus hermanos quienes consideran santo al padre Picron. Muchas otras personas, y sobre todo las religiosas bernardinas, que lo conocieron más de cerca, están dispuestas a testimoniar sobre su santidad.
 
Corresponde ahora al provincial del lugar, padre Gabriel Ngendakuriyo, realizar las investigaciones preliminares y, si son convincentes, presentar al rector mayor la petición oficial de introducción de la causa.
 
Por Nieves San Martín