Preocupa a los obispos estadounidenses la situación de los niños migrantes

Tres prelados viajan a la frontera para conocer su situación

| 634 hits

WASHINGTON, martes, 24 octubre 2006 (ZENIT.org).- Preocupados por la situación de niños migrantes vulnerables que realizan el peligroso viaje a Estados Unidos solos y las víctimas de tráfico de seres humanos, esclavizados por beneficio, una delegación de obispos católicos de Estados Unidos se encuentra visitando la frontera de Estados Unidos con México, según informa la Conferencia Episcopal de Estados Unidos (USCCB).



Bajo los auspicios de la Comisión de Migración de la USCCB, tres obispos están viajando de Arizona a Texas entre el 23 y el 29 de octubre para conocer de primera mano la situación de menores no acompañados y las víctimas de tráfico humano.

Los obispos tienen intención de explorar el potencial de desarrollo y reforzar la colaboración de la Iglesia en el paso fronterizo en favor de los menores no acompañados y las víctimas de tráfico humano. Pretenden prestar atención a la situación de estas poblaciones vulnerables y encontrar modos de ampliar y reforzar la preocupación social y pastoral de la Iglesia por su bienestar.

Los miembros de la delegación --monseñor Gerald R. Barnes, obispo de San Bernardino, California, presidente de la Comisión de Migración de la USCCB, monseñor Armando Ochoa, obispo de El Paso, Texas, miembro de la Comisión de Migración de la USCCB y monseñor Jaime Soto, obispo auxiliar de Orange, California, representando a la Junta de Directores de la Red de Inmigración Católica Legal (CLINIC)--, están visitando la diócesis de Tucson, Arizona, la archidiócesis de Galveston-Houston y la diócesis de El Paso, Texas.

Los obispos, afirma la Conferencia Episcopal estadounidense, «llevan desde hace mucho tiempo preocupados por los peligros que afrontan los menores en tránsito, especialmente lo que viajan solos y por el flagelo de la moderna esclavitud y del tráfico humano».

La delegación se está entrevistando con una amplia muestra transversal de agencias y personas implicadas con estas poblaciones para obtener puntos de vista y comprender sus necesidades. Los obispos se están encontrando también con funcionarios eclesiales, gubernamentales, comunidades de base y otras organizaciones. Especial atención se está prestando a las potenciales áreas de colaboración entre los programas de la Iglesia y otros en México y Estados Unidos.

Un miembro de la delegación informará de la visita en un blog donde se puede ampliar la información. El blog es accesible a través de www.justiceforimmigrants.org.