Preocupación de los obispos argentinos por la Ley de Radiodifusión

| 1140 hits

BUENOS AIRES, miércoles 20 de agosto de 2008 ().- Los obispos que participan de la reunión de la Comisión Permanente del Episcopado dejaron trascender este miércoles su preocupación por la iniciativa oficial para modificar la Ley de Radiodifusión, y reiteraron que la "Iglesia quiere participar en su formulación y no perder derechos adquiridos".



"La Iglesia valora positivamente la intención de modificar la ley, pero espera que se respeten sus derechos adquiridos y el trabajo pastoral que lleva adelante en los medios", dijo a la agencia AICA el vocero episcopal, presbítero Jorge Oesterheld.

El portavoz consideró que para la Iglesia es "muy importante que ella, otros credos y organizaciones comunitarias tengan presencia en el espectro de la radio y la televisión".

     El presbítero Oesterheld recordó en este sentido que miembros de la Comisión Episcopal de Comunicación Social, que preside monseñor Mario Maulión, entregaron en mayo pasado una carta a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner solicitando se le permita a la Iglesia hacer su aporte y participar en el debate del proyecto de Ley de Radiodifusión que elabora el Poder Ejecutivo.

El vocero episcopal hizo estas declaraciones al término de la 150ª reunión de la Comisión Permanente del Episcopado, que preside el cardenal Jorge Mario Bergoglio, que culminó hoy sin una declaración que sintetice lo actuado desde el martes.

Desarrollo del temario
La veintena de prelados dedicó buena parte de las tres jornadas a preparar la Asamblea Plenaria de noviembre próximo, que tendrá carácter electivo, y a trabajar en grupos el tema "Camino al Bicentenario", cuyas conclusiones pusieron después en común en un plenario. La iniciativa pastoral hace referencia a la conmemoración de los 200 años del primer gobierno patrio, que se celebrará el 25 de mayo de 2010.

La propuesta de la Comisión de Justicia y Paz, que preside Eduardo Serantes y cuyo asesor eclesiástico es monseñor Jorge Casaretto, busca generar "espacios de diálogo" entre los sectores sociales y que los argentinos pasen de "habitantes a ciudadanos". Con esta finalidad se conformó una comisión ad hoc integrada por monseñor Casaretto, y los obispos Sergio Fenoy, de San Miguel, y Guillermo Rodríguez-Melgarejo, de San Martín.

Los obispos también escucharon un informe del Barómetro de la Deuda Social, que elabora la Universidad Católica Argentina, y otros de las comisiones episcopales de Liturgia y de Ministerios. En tanto, el Consejo de Asuntos Económicos, presidido por monseñor José María Arancibia, arzobispo de Mendoza, hizo un balance de los resultados del Plan Compartir, que se aplica desde hace una década para despertar la conciencia de los católicos de asistir con tiempo, talento y dinero, al sostenimiento del culto.

Asimismo, evaluaron el reglamento del DEPLAI (Departamento de Laicos) y hará también la presentación del Consejo Federal de Laicos, y escucharon un informe de la Comisión Nacional de Justicia y Paz.