Presentación del libro "De Benedicto a Francisco. Los 30 días que cambiaron la historia"

Guzmán Carriquiry, secretario de la Comisión Pontificia para América Latina, destacó las polémicas innecesarias que enfrentan a Benedicto XVI con Francisco

Roma, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 1743 hits

Al cumplirse 90 días desde la misa de inicio de pontificado de Francisco, los vaticanistas Andrés Beltramo y César Mauricio Velásques presentaron ayer su libro "De Benedicto a Francisco. Los 30 días que cambiaron la historia". En el centro del coloquio estuvieron las preguntas sobre la renuncia de Benedicto XVI, las motivaciones de esta decisión, cómo se vivió en el corazón del vaticano este evento y la elección de Bergoglio como  nuevo pontífice. Guzmán Carriquiry, secretario de la Comisión Pontificia para América Latina y Andrea Tornielli, periodista del Vatican Insider y de La Stampa de Turín, fueron los encargados de comentar el libro.

Carriquiry habló de un autentico boom editorial en torno a lo sucedido en estos últimos meses en el Vaticano, porque han sido meses que "nos interrogan". Sobre este libro en concreto ha señalado que "nos ayuda a acercarnos a este hecho, sin perdernos en anécdotas".

Y señaló algunos puntos importantes del libro, como la presentación de la forma en la que Benedicto XVI asumió con decisión las dificultades de su pontificado, dificultades que no le impidieron mostrar la alegría de la belleza de ser cristiano; la crónica completa que se ofrece para contar minutos a minuto lo que se vivió esos días, y algunas claves sobre el inicio del nuevo pontificado. Carriquiry señaló como importante la continuidad entre Benedicto y Francisco y la unidad en la oración. Y reiteró que tanto el anterior pontífice como el actual, han insistido en la idea de que no son los hombre los que guían la iglesia, sino la providencia de Dios a través de la obra del Espíritu Santo, ha recordado Carriquiry.

Ha destacado también, el innecesario debate de enfrentar a Benedicto XVI y Francisco: "Concentrarse obsesivamente sobre las diferencias" entre Ratzinger y Bergoglio, "contraponer" los dos papas, "cultivar la nostalgia del primero para criticar al actual, o subrayar con fuerza las novedades introducidas por Francisco para despreciar a Benedicto"; todo ello provoca una división propia del "príncipe de la mentira, del demonio".

Por su parte el vaticanista Tornielli consideró que "todavía no nos hemos dado cuenta de lo significativo que es la renuncia de Benedicto XVI" de la impresión de ver "a dos papas vestidos de blanco a la vez". Así mismo habló también de la profunda continuidad entre ambos, especialmente en la humildad; al hablar, al comportarse, al actuar.

Y el periodista italiano hizo un repaso por acontecimientos que marcaron los últimos meses del pontificado de Benedicto: Vatileaks, que supuso un aumento de fatiga, y el consistorio del 2012 en el que no hubo ningún italiano....

Sobre Francisco destacó la capacidad que está teniendo de acercar la gente a la fe y la Iglesia. "El mensaje de Francisco sobre la misericordia, Dios no se cansa de perdonarnos, somos nosotros que nos cansamos de pedir perdón" es un mensaje que ha tenido consecuencias, muchos sacerdotes están hablando sobre el aumento de personas que se acercan al confesionario.

Los autores, César Mauricio Velásquez Ossa, periodista que además fue embajador de Colombia ante la Santa Sede entre 2010 y 2012 y Andrés Beltramo periodista de la agencia de noticias Notimex y de Vatican Insider; finalizaron el encuentro dando algunas pinceladas sobre el libro "periodístico que recopila historias de unos días históricos". Y que también es "un punto de partida", una "cronología de fechas, personas, sucesos", que "no son interpretaciones, hipótesis ni opiniones, son hechos".