Presentada la asociación Red Farmacia Responsable

Manifiesto contra la imposición de dispensar la píldora del día después sin receta

| 2194 hits

BARCELONA, lunes 1 de febrero de 2010 (ZENIT.org).- Este viernes se presentó en Barcelona, España, la asociación Red Farmacia Responsable (RFR), que cuenta ya con 700 farmacéuticos, así como el Manifiesto ante la nueva situación de dispensación de la píldora del día después (PDD), promovido por la Plataforma Profesional Farmacéutica.

El acto –informa a ZENIT la asociación Profesionales por la Ética de Cataluña- contó con la presencia de Marta Pérez Arteaga, portavoz de la Red Farmacia Responsable, así como de José López Guzmán, de la Plataforma Profesional Farmacéutica; José Antonio Díez, de la Asociación Nacional para la Defensa de la Objeción de Conciencia (ANDOC); Rafael Laguillo de Bárcena, de Juristas Cristianos de Cataluña; Fernando García-Faria Rialp, de Médicos Cristianos de Cataluña y Jaime Urcelay, de Profesionales por la Ética.

En su intervención, Marta Pérez explicó que la Red Farmacia Responsable surge como respuesta ante la iniciativa del Gobierno de autorizar la dispensación sin receta médica y sin límite de edad de la píldora del día después.

La Red está constituida por farmacéuticos y otros profesionales sanitarios “conscientes de que esta medida supone una agresión al libre ejercicio de la profesión farmacéutica y puede ocasionar un perjuicio a la salud pública, en especial de los jóvenes”.

Así mismo informó que ya está implantada en distintas comunidades autónomas y cuenta con especial presencia en Madrid, Andalucía, Navarra, Galicia y Valencia. Ahora acaba de anunciar su constitución en Cataluña. La RFR cuenta actualmente con 700 farmacéuticos que se han unido a esta iniciativa.

También presentó el manifiesto que comienza explicando que el Ministerio de Sanidad ha dejado de requerir la prescripción médica de la PDD y autorizado la modificación de la ficha técnica y los prospectos correspondientes, sin haber proporcionado los motivos que justifican el citado cambio, infringiendo así la normativa vigente.

Además, ha autorizado su dispensación a menores de 16 años sin consentimiento de los padres, lo cual es especialmente grave dado que “no hay estudios representativos en los que se demuestre que la utilización de la PDD en esta edad sea segura”.

El Ministerio ha publicado un folleto informativo que “no cumple el deber legal de suministrar una información cierta, completa, comprensible y acorde con el destinatario al que va dirigida”, afirmó Marta Pérez.

Con ello se niega el derecho de la usuaria a disponer de la información necesaria para que su decisión sea libre e informada. Así, por ejemplo, afirma que la PDD no tiene efectos secundarios, “lo cual es falso”, o que “no es abortiva, pese a que puede impedir la anidación del embrión y sitúa a los farmacéuticos que consideran que cualquier vida, independientemente de su grado de desarrollo, es merecedora de respeto, ante una situación de agresión a su conciencia profesional y moral”.

En definitiva, dijo la presidenta de la RFR, “la información que se proporciona es incompleta y sesgada. En lugar de atender a razones científicas, tiene una profunda carga ideológica y pretende imponerla, sin discusión, a todo un colectivo profesional”.

El manifiesto también indica que el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ha ratificado dicho folleto, lo cual “contradice su función profesional y deontológica de velar por la mejora de la salud de la población y denuncia que el Gobierno sostenga que los farmacéuticos no pueden acogerse a la objeción de conciencia frente a su dispensación”.

El texto finaliza solicitando a la Administración sanitaria la retirada del folleto distribuido a las farmacias, y que la PDD vuelva a ser un “medicamento sujeto a prescripción médica”, hasta que se aporten las suficientes pruebas que justifiquen el cambio de estatus, y la protección jurídica a los farmacéuticos que por motivos de conciencia no están dispuestos a dispensarla.

Igualmente se pide al Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos que retire el apoyo al folleto distribuido y dé amparo y cobertura a los farmacéuticos que por motivos de conciencia no quieren dispensarla. Todo ello está de acuerdo con el Código de Ética Farmacéutica del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, el art. 16 CE o la STS de 20 de abril de 2005.

El manifiesto ya ha sido apoyado por diferentes grupos como la Red Farmacia Responsable, Asociación de Farmacéuticos Católicos, ANDOC, Foro Español de la Familia, Plataforma Ley y Farmacia, Asociación Foro Farmacéutico, Farmacéuticos Responsables y Profesionales por la Ética. A fecha de hoy se han adherido 3.661 farmacéuticos, médicos y profesionales sanitarios.

José López, de la Plataforma Profesional Farmacéutica, explicó las razones que les han llevado a redactar el manifiesto y su compromiso en defensa de los farmacéuticos, de los usuarios de sus servicios y de la salud pública.

José Antonio Díez, representante de ANDOC, defendió el derecho de los farmacéuticos a la objeción de conciencia, como sucede con  otros profesionales sanitarios.

Rafael Laguillo de Bárcena, en nombre de Juristas Cristianos de Cataluña, recordó que el derecho a la objeción de conciencia está reconocido en la Constitución Española, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos o en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, y ha sido ratificado por el Tribunal Constitucional y por el Tribunal Supremo.

Fernando García-Faria, en representación de Médicos Cristianos de Cataluña, habló de los problemas de salud que provoca la PDD y sus efectos sobre el embrión.

Finalmente Jaime Urcelay, de Profesionales por la Ética prestó su apoyo al manifiesto y expresó su deseo de que la Red Farmacia Responsable pueda continuar con éxito su labor e implantarse  en Cataluña.

Para más información: www.professionalsetica.org.