Presentado al Papa proyecto de un vademécum para preparar al matrimonio

Por el presidente del Consejo Pontificio para la Familia

| 3349 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes 9 de febrero de 2010 (ZENIT.org).- El cardenal Ennio Antonelli, presidente del Consejo Pontificio para la Familia, presentó este lunes a Benedicto XVI el proyecto de un “Vademécum para la preparación al matrimonio”.

El purpurado se dirigió al Papa en nombre de los participantes de la decimonovena plenaria del dicasterio vaticano, que había empezado pocas horas antes en Roma.

Le dio las gracias “por este encuentro, del que seguramente recibiremos -dijo- energía, alegría e inspiración para nuestro trabajo a favor de la familia y de la Iglesia en el mundo”.

Una gratitud que, según explicó L'Osservatore Romano, quiere destacar “la atención especial” de Benedicto XVI “a las problemáticas de la familia”, con sus “frecuentes e incisivas referencias a ella”, a menudo recurrentes en “sus iluminadoras intervenciones”.

En su discurso a los participantes de la plenaria, el Papa auspició en particular un periodo de catequesis y experiencias vividas por las parejas que se preparan para el matrimonio, que debe ser percibido como “un don para toda la Iglesia, un don que contribuye a su crecimiento espiritual”.

“Es bueno, además, -continuó- que los obispos promuevan el intercambio de las experiencias más significativas, ofrezcan estímulos para un serio compromiso pastoral en este importante sector, y muestren particular atención para que la vocación de los cónyuges se convierta en una riqueza para toda la comunidad cristiana y, especialmente en el contexto actual, un testimonio misionero y profético”.

En la apertura de los trabajos, que se desarrollan en la Casa Bonus Pastor, el cardenal Ennio Antonelli presentó después las actividades realizadas por su dicasterio después del VI Encuentro Mundial de las Familias, celebrado en enero de 2009 en Ciudad de México.

“Las principales conclusiones de Ciudad de México -destacó el cardenal Antonelli en su discurso de saludo al Papa- destacaban, en línea con la consigna de Aparecida Discipulos y misioneros, que la familia cristiana está llamada a ser, hoy con particular urgencia, sujeto de evangelización en el aspecto eclesial y sujeto de socialización en el aspecto civil”.

En consecuencia -recordó-, “se auspiciaba una pastoral para y con las familias y una política para y con las familias”.

A estas dos perspectivas corresponden los dos proyectos específicos que tiene en perspectiva el Consejo Pontificio “más allá del ya consistente y multiforme trabajo ordinario” que se traducirá en el VII Encuentro Mundial de las Familias, programado para el 2012 en Milán: “la familia sujeto de evangelización” y “la familia recurso para la sociedad civil”.

Iniciativas, comentó el Papa, que ayudan a “hacer aumentar la conciencia del fundamental valor de la familia para la vida de la Iglesia y de la sociedad”.