Presos llegados a España agradecen la mediación de la Iglesia

Otros dos llegaron hoy a Madrid y se espera a más

| 1885 hits

MADRID, miércoles 14 de julio de 2010 (ZENIT.org).- Un primer grupo de siete disidentes cubanos y 35 familiares llegaron ayer a España en dos vuelos que los trajeron desde La Habana, desde donde partieron el lunes por la noche. Los excarcelados, en sus primeras declaraciones, agradecieron el papel mediador de la Iglesia en Cuba.

Desde Washington, Estados Unidos calificó de “hecho positivo” la liberación y manifestó su esperanza de que este gesto represente “un paso hacia un creciente respeto de los derechos humanos en Cuba”.

“Damos la bienvenida a la liberación de siete presos políticos por el Gobierno de Cuba y el anuncio por el arzobispado de La Habana de que más presos podrían ser puestos en libertad en los próximos meses”, señaló en un comunicado el portavoz del Departamento de Estado, Philip J. Crowley.

“Aplaudimos los esfuerzos de la Iglesia católica cubana, España y otros que han trabajado en pro de la liberación de los prisioneros de conciencia de las cárceles en Cuba”, añadió.

Con gestos de entusiasmo, haciendo la “V” de la victoria con sus dedos y alzando los brazos, los cubanos, a los que acompañaron diplomáticos españoles del consulado en la isla, hicieron rápidamente los trámites de inmigración.

La cancillería española precisó que ninguno de ellos tiene la condición de refugiado político, sino de inmigrantes legales y que se les entregarán lo antes posible permisos de residencia y trabajo. Podrán incluso viajar cuando quieran fuera de España. Los disidentes y familiares residirán en un hotel y gozarán de completa libertad de movimiento. La mayoría de ellos vivirá fuera de Madrid, indicó la presidenta de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), María Jesús Arzuaga.

También se indicó en el Ministerio de Asuntos Exteriores que en el vuelo de Air Europa llegaron Pablo Pacheco, Lester González, Omar Ruiz, Antonio Villarreal, Julio César Gálvez y José Luis García Paneque. Por Iberia viajó posteriormente Ricardo González Alonso.

Amnistía Internacional informó en un comunicado que Pacho y Ruiz eran periodistas independientes en Cuba y fueron condenados a 20 y 18 años de cárcel.

En total, según anunció la Iglesia Católica cubana, son veinte los presos políticos que comunicaron su deseo de viajar a España. Otros seis consultados prefirieron permanecer en Cuba.

En nombre de España dio la bienvenida a los cubanos el secretario de Estado para Iberoamérica de la cancillería, Juan Pablo de Laiglesia, quien indicó que “España tiene la voluntad de que este diálogo llegue a buen puerto y produzca todo su frutos’’.

El disidente Julio César Gálvez agradeció en nombre de los liberados, a los españoles y la Iglesia católica cubana sus gestiones. “La liberación responde a la lucha y a la fe inquebrantable de grupos como las Damas de Blanco y de personas como Orlando Zapata, quien falleció en febrero tras una huelga de hambre”, dijo.

Gálvez es periodista y cumplía una condena de 15 años de cárcel. “Tenemos la esperanza de que los que siguen en Cuba puedan gozar de las mismas libertades que nosotros tenemos en este momento’’, señaló. “Nuestro arribo significa el inicio de una nueva etapa para el futuro de Cuba”, agregó.

El disidente Ricardo González Alonso declaró a los periodistas que el viaje a España “es el comienzo de una nueva etapa en nuestra lucha por Cuba. Estas excarcelaciones no son, ni muchísimo menos, el último paso”. Afirmó además que “gracias a la participación de la Iglesia cubana, encabezada por el cardenal Jaime Ortega, y al acompañamiento del gobierno español, el diálogo con el régimen castrista terminará con la liberación de todos los presos”.

Otros dos presos políticos cubanos y sus familias viajaron el martes a Madrid, informó la disidencia y la embajada española en La Habana.

De esta manera, quedan por emigrar 11 de los 20 presos políticos que aceptaron viajar a España, en una excarcelación gradual de 52 opositores.

Los periodistas Normando Hernández, de 40 años, y Omar Rodríguez, de 44, viajaron en vuelo comercial de Iberia que partió a las 22,50 locales y llegó este miércoles a las 14,00 locales a Madrid.

El disidente cubano José Luis García Paneque, que este lunes llegó a España junto a otros seis presos políticos, manifestó su esperanza de que las actuales negociaciones sirvan de inicio al cambio en Cuba. Dicho diálogo para la liberación “ha creado un precedente, una pauta para los cambios en Cuba que para mí van a suceder como una cascada de reacción a este evento”, declaró.

“Los cambios ya comenzaron”, añadió García Paneque, quien elogió el “diálogo que acaba de comenzar entre la Iglesia católica y el Gobierno (cubano) con el acompañamiento en esta ocasión del Gobierno español”.

“Creo que es el inicio de un proceso que va a traer consigo la liberación de 52 presos políticos de la causa de la Primavera Negra en 2003”, dijo en referencia al compromiso de excarcelar a todas las personas que fueron detenidas por razones políticas aquel año.

García Paneque hizo estos comentarios en la presentación en Madrid del libro del también disidente Guillermo Fariñas “Radiografía de los miedos en Cuba”.

Por Nieves San Martín