Proceso de beatificación del fundador de los «Clérigos de San Viator»

El padre Louis Joseph Marie Querbes

| 1503 hits

LYÓN, jueves, 23 febrero 2006 (ZENIT.org).- La apertura del proceso de beatificación del fundador de los «Clérigos de San Viator» –una congregación relativamente joven, ya presente en 16 países de cuatro continentes— tiene lugar este jueves, un acontecimiento por cuya importancia se ha hecho eco el dicasterio misionero.



De ahí que su órgano informativo, «Fides», dé noticia de la celebración, en Lyón, de la primera sesión del proceso informativo sobre la vida, virtudes y fama de santidad del padre Louis Joseph Marie Querbes, sacerdote de la citada diócesis francesa.

Es donde nació el 21 de agosto 1793, en plena Revolución. Ingresó en el Seminario San Ireneo de Lyón el 1812 y fue ordenado sacerdote el 17 de diciembre de 1816.

Párroco en una pequeña parroquia rural al sur de Lyón, advirtió la profunda descristianización de su país, unida a una gran ignorancia religiosa.

Tuvo entonces la inspiración de dar vida a una asociación de catequistas para la instrucción religiosa de los más pequeños, que incluyera a los hombres que colaboraban con el párroco en la animación litúrgica.

Hacia finales de 1826 situaba él mismo haber concebido la primera idea de la Sociedad.

Y es así como nació, bajo la denominación «Clercs paroissiaux ou Catechistes de Saint-Viateur» («Catequistas de San Viator»), cuya aprobación diocesana la obtuvo en 1831.

El sacerdote francés eligió como santo patrón de su fundación a Viator, un joven catequista-lector del siglo IV de la catedral de Lyón.

En otoño de 1832 se fecha la apertura de las primeras escuelas.

El 31 de mayo de 1839 llegó la aprobación pontificia de los «Clérigos de San Viator».

Párroco de Vourles y fundador de dicha congregación, el padre Querbes falleció en la citada localidad el 1 de septiembre de 1859.

Los «Clérigos de San Viator» se desarrollaron no sólo en Francia, sino también en América –Canadá, Estados Unidos, Belice, Haití, Honduras, Bolivia, Chile, Colombia, Perú--, Europa –España, Italia--, África –Burkina Faso, Costa de Marfil-- y Asia –Japón, Taiwán--. Su sede central está en Roma.

Constituyen los «Clérigos de San Viator» sacerdotes y religiosos, a los que se asocian sacerdotes diocesanos y laicos, hombres y mujeres, todos ellos comprometidos en la educación en la fe y en el anuncio del Evangelio a los más pequeños y a los más pobres en escuelas, comunidades cristianas, centros educativos y parroquias.