Programa de la BBC «falsea» dos documentos vaticanos para atacar al Papa

Protesta del episcopado de Inglaterra y Gales

| 2031 hits

LONDRES, lunes, 2 octubre 2006 (ZENIT.org).- Los obispos católicos de Inglaterra y Gales han acusado a la BBC de malinterpretar, falseando, dos documentos del Vaticano para acusar a Benedicto XVI de encubrimiento de abusos sexuales de menores.



Según los prelados, el programa «Sex Crimes and the Vatican» («Crímenes sexuales y el Vaticano»), emitido por la serie «Panorama» este domingo, es «totalmente engañoso».

El programa anunció que sacaba a la luz documentos vaticanos que buscaban prevenir causas de abusos sexuales contra menores y acusaba al cardenal Joseph Ratzinger, cuando era prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, de encubrir a sacerdotes.

En realidad el programa no ofrece revelaciones, pues los dos documentos eran públicos. En particular, el documento de 1962 «Crimen sollicitationis», emitido por la Congregación del Santo Oficio --futura Congregación para la Doctrina de la Fe--, ya había sido publicado incluso por órganos de prensa en 2003. Además no afecta específicamente a abusos sexuales.

Su normativa, por otra parte, como ya han explicado en el pasado autorizados exponentes de la Santa Sede, en particular el entonces secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el arzobispo Tarcisio Bertone, (Cf. Revista «30 Giorni», febrero de 2002), había sido superada con la publicada por la publicación de documentos posteriores.

El cardenal Cormac Murphy-O'Connor, arzobispo de Westminster y presidente de la Conferencia de Obispos de Inglaterra y Gales, ha escrito este lunes una carta Mark Thompson, director general de la BBC «para expresar la enorme angustia y alarma de la comunidad católica» ante la emisión del programa.

«Nadie puede negar los devastadores efectos del abuso de menores en nuestra sociedad y el daño causado a las víctimas y a sus familias. Esto es particularmente vergonzoso si el abuso es cometido por un sacerdote», añade.

«Ahora bien --sigue diciendo la misiva--, vuestro programa ocasiona un grave daño al Papa Benedicto XVI, pastor de mil millones de católicos en todo el mundo. Para mi está claro que el principal objetivo del programa consiste en tratar de involucrar al Papa Benedicto con el encubrimiento del abuso de niños en la Iglesia católica. Esto es algo malintencionado, mentiroso y se basa en una falsa presentación de documentos de la Iglesia».

El cardinal «no puede comprender por qué nadie de la BBC trató de contactar a la Iglesia católica en Inglaterra para buscar información adecuada sobre la materia».

«Hay que preguntarse si la BBC tiene un persistente sesgo parcial contra la Iglesia católica», concluye.

Por su parte, monseñor Vincent Nichols, arzobispo de Birmingham, emitió un comunicado en calidad de presidente de la Oficina Católica para la Protección de Niños y de Adultos Vulnerables, en el que asegura que la BBC «como servicio público, debería avergonzarse por el nivel de periodismo utilizado para crear este injustificado ataque contra el Papa Benedicto XVI».

«Los televidentes reconocerán con mucha facilidad las tácticas sensacionalistas y la edición engañosa del programa, que utiliza antiguas imágenes y entrevistas sin fecha. Sabrán que estos elementos del programa se deben a un profundo prejuicio contra un líder religioso mundial. Minará aún más la falta de confianza del público en “Panorama”», añadió.

Según el obispo, los ataques del programa contra Benedicto XVI son «falsos y totalmente engañosos», en particular por el uso que hace de los documentos.

El documento de 1962, recuerda, «no afecta directamente al abuso de menores, sino al mal uso del sacramento de la confesión».

El otro documento, el emitido por la Congregación para la Doctrina de la Fe, en 2001, sobre crímenes particularmente graves, «aclaró el derecho de la Iglesia para asegurar que el Vaticano sea informado de cada caso de abuso de menores y que cada caso sea afrontado de una manera adecuada».

«Este documento no dificulta la investigación de las autoridades civiles ante alegaciones de abuso de menores, ni es un medio par encubrirlas, como afirma persistentemente el programa. De hecho, es una medida que muestra la seriedad con la que el Vaticano ve estas ofensas», subraya monseñor Nichols.

Una portavoz de la BBC anunció este lunes que la dirección de la emisora responderá a la carta del primado.