Próximo manual pastoral para matrimonios de rito mixto o disparidad de culto

Propuesta de las Conferencias Episcopales del sudeste de Europa

| 1430 hits

SOFIA, jueves, 6 marzo 2008 (ZENIT.org).- Oportunidad de diálogo ecuménico e interreligioso, los matrimonios con disparidad de rito o culto evidencian, por otro lado, problemas que reclaman un esfuerzo de formación y acompañamiento, por lo que los episcopados del sudeste europeo lanzarán un manual con orientaciones de fondo a nivel eclesial, jurídico y pastoral.

Es una de las conclusiones del octavo encuentro anual --celebrado esta vez en Sofía (Bulgaria), del 28 de febrero al 2 de marzo-- de los presidentes de las Conferencias episcopales el sudeste de Europa, acompañados de colaboradores expertos.

«Matrimonios "mixtos" - La preparación de los novios y el acompañamiento espiritual de los esposos» es el tema que ha convocado --promovido por el Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa (CCEE)-- a las siete conferencias episcopales representadas: Albania, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Grecia, Rumanía, la Conferencia Episcopal internacional de los Santos Cirilo y Metodio (Serbia, Montenegro, Macedonia, Kosovo) y Turquía.

La familia es una de las prioridades de los obispos de toda Europa --precisa el CCEE en un comunicado al término de la reunión--; y en el sudeste continental los matrimonios «mixtos» se dan en la mayoría para los católicos, si bien se están difundiendo en todos los países europeos por el desplazamiento de la población.

Entre católicos y bautizados no católicos, o entre católicos y no bautizados, los matrimonios «mixtos» y los matrimonios con disparidad de culto --respectivamente-- constituyen «una oportunidad para el diálogo ecuménico e interreligioso, pero también un lugar donde surgen problemas que hay que afrontar seriamente», apuntan las conclusiones.

Y se ejemplifica: «Para los matrimonios entre católicos, ortodoxos y protestantes existe la base común de la fe cristiana, pero falta una misma visión teológica sobre la sacramentalidad del matrimonio».

Por su parte, «para los matrimonios entre católicos y no cristianos, especialmente musulmanes, existen los riesgos de la pérdida de la fe para el contrayente cristiano, de la tendencia al indiferentismo religioso, de las separaciones, de la dependencia de las familias, de las imposiciones que caen frecuentemente sobre la mujer, del aislamiento del propio grupo étnico, de la pérdida de identidad y de la desorientación en la educación de los hijos».

Por todo ello, la preparación de los novios y el acompañamiento de los esposos, según los presidentes de las citadas Conferencias episcopales, son las respuestas más importantes a las cuestiones relativas a la familia y a los matrimonios «mixtos».


En el itinerario de preparación, los prelados identifican como desafíos «ayudar a las parejas unidas sólo civilmente a descubrir el valor de la celebración del matrimonio eclesial»; «tener en cuenta la extrema movilidad de los jóvenes, que frecuentemente trabajan en el extranjero y reservan pocos días a la preparación del matrimonio»; «afrontar la tendencia a posponer el matrimonio»; «tener en cuenta que la mayoría de los jóvenes que piden el matrimonio están alejados de la vida de la Iglesia»; «considerar la variedad de situaciones en los matrimonios "mixtos", desde el caso en que la parte no católica quiere hacerse católica hasta el caso en que la parte católica se siente obligada a renunciar al catolicismo», entre otros.


De los informes de los episcopados -especialmente de Rumanía y Turquía--, el acompañamiento de los esposos se revela además como hecho decisivo. Y ello en varias líneas, entre otras: «tomar conciencia de que el futuro de la Iglesia y de la sociedad pasa por la familia»; «ayudar a las familias al encuentro con Cristo»; «favorecer la comunión y la amistad entre las familias» anteponiendo «a cualquier iniciativa la espiritualidad de comunión», superando «la soledad y la desconfianza heredadas del comunismo»; «atender caminos de catequesis permanente» y «organizar años pastorales dedicados a la familia».

Confirma el CCEE que, ante la complejidad de la realidad de los matrimonios «mixtos», los presidentes de las Conferencias Episcopales representantes han decidido redactar un texto breve para sacerdotes, agentes de pastoral y parejas con orientaciones de fondo a nivel eclesial, jurídico y pastoral. Serán «líneas guía» o un «manual pastoral» para matrimonios «mixtos».

Los textos que ya existen en Albania y Bosnia son la base sobre la que un experto preparará un primer borrador; sobre él decidirán los episcopados hasta llegar a un documento definitivo para el encuentro del año que viene.

La reunión de Sofía ha contado con la participación de representantes de la Iglesia ortodoxa y del credo musulmán.

Por invitación de monseñor Luigi Padovese, presidente del episcopado de Turquía, el encuentro de 2009 se celebrará en Anatolia, centrado en la figura del Apóstol Pablo con ocasión del año convocado por el Papa en torno a este gigante de la evangelización.


Por Marta Lago