Proyecto de Lectio Divina para jóvenes («lectionautas»)

| 1227 hits

BOGOTÁ, miércoles, 8 noviembre 2006 (ZENIT.org).- El 6 de noviembre se lanzó en Bogotá el Proyecto Lectio Divina para Jovenes «Lectionautas», con el apoyo de la Sociedad Bíblica Unida y el Centro Bíblico Pastoral para América Latina, del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). Participaron representantes de las Conferencias Episcopales de Colombia, Chile, Argentina y Venezuela.



Este proyecto tiene como objetivo capacitar jóvenes líderes católicos para que enseñen a otros jóvenes a leer la Biblia con el método de oración contemplativa tradicional llamado Lectio Divina.

En Colombia, el proyecto lo desarrollará durante el año 2007 la Sección de Pastoral Bíblica y Juventud, de la Conferencia Episcopal, en 11 jurisdicciones del país: las arquidiócesis de Bogotá, Medellín, Manizales, Tunja, Barranquilla, Bucaramanga, Villavicencio, Cali. Las Diócesis de San José del Guaviare, Quibdo, Málaga-Soatá.

El Centro Bíblico Pastoral para América Latina ha elaborado un «Manual de Lectio Divina para jóvenes», «responsabilizándose del Contenido del mismo manual, para que esté dentro de las líneas católicas de la lectura orante de la Biblia y también que este acorde a las necesidades de la Iglesia en América Latina, en preparación a la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano», afirma un comunicado de prensa.

El tema es «Formar discípulos y misioneros de Jesucristo».

El Expositor de dicho taller será un biblista elegido por la Conferencia Episcopal o por el organismo eclesial que acepte dicho evento (por ejemplo el Departamento de Pastoral Bíblica) y lo notificará al Centro Bíblico Pastoral para América Latina para que esté enterado de la persona que dará esos talleres.

El expositor, podrá ser ayudado por uno o más participantes en los talleres de «Lideres juveniles nacionales de Lectio Divina», quienes apoyarán en la tarea especial de la animación y dinámicas para los talleres.

Cuando un país o región no cuente con un biblista para ser expositor, deberá solicitar nombres al Centro Bíblico Pastoral para América Latina para recibir algunas sugerencias.

El expositor, así como el equipo de apoyo, deben seguir estrictamente las temáticas ofrecidas por el Manual, que tiene todos los contenidos y dinámicas para desarrollar en un taller.