Pubicadas las entrevistas inéditas de Juan Pablo II

El padre Federico Lombardi introduce la publicación de entrevistas de Karol Wojtyla

| 1597 hits

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 23 de marzo de 2011 (ZENIT.org).- Publicamos el prefacio escrito por el padre Federico Lombardi S.I., director de la Oficina de Información de la Santa Sede, al libro editado por la periodista italiana experta en asuntos vaticanos, Angela Ambrogetti, "Compañeros de viaje. Entrevistas volando con Juan Pablo II" ("Compagni di viaggio. Interviste al volo con Giovanni Paolo II", Libreria Editrice Vaticana), presentado este miércoles en la sede de Radio Vaticano.

* * *

 


Si Radio Vaticano tiene la tarea de transmitir la voz del papa en todo el mundo, naturalmente el archivo central de sus grabaciones está dedicado esencialmente a la voz de los papas. Las diferentes secciones lingüísticas de la radio conservan con frecuencia documentos interesantes en los respectivos idiomas: entrevistas con obispos o personas particularmente prestigiosas, o acontecimientos ligados a los pueblos a los que dedican sus programas. Pero el archivo central tiene una tarea institucional clarísima: conservar las grabaciones de la voz del papa. Es una riqueza para toda la Iglesia.

La técnica de grabación y de archivo de las grabaciones ha cambiado rápida y profundamente con el tiempo. Hace décadas, hacían falta instrumentos voluminosos para grabar, y soportes difíciles de manejar, y su conservación no duraba mucho tiempo. Teníamos, por ejemplo, una colección de los discos de vinilo muy grandes, en los que estaban grabadas ceremonias de tiempos de Pío XII. Por este motivo, no hay que sorprenderse si las grabaciones de las primeras décadas de la vida de Radio Vaticano, por más numerosas y preciosas que parezcan, corresponden sólo a una pequeñísima parte de los discursos y de las actividades pontificias. Pero con el tiempo, todo se ha hecho paulatinamente más fácil. Y al mismo tiempo la actitud para conservar los documentos, en particular los documentos en formato audio y vídeo, se ha hecho más atenta y cuidadosa.

El pontificado de Juan Pablo II es, por tanto, probablemente el primero en ser documentado de manera verdaderamente sistemática y casi completa gracias a las grabaciones de audio, no sólo usadas abundantemente en las transmisiones, sino también clasificadas y conservadas con cuidado. Los técnicos de Radio Vaticano se han comprometido cada vez más en recoger las intervenciones más espontáneas y breves, que en tiempos precedentes no se pensaba en grabar.

Por este motivo, así como por la excepcional duración e intensidad del pontificado, la parte del archivo sonoro dedicada a Juan Pablo II es sin comparación alguna la más amplia, es más, constituye en absoluto la mayor parte de todo el archivo de Radio Vaticano, más del 70%.

Naturalmente los viajes han sido las ocasiones más comprometedoras para lograr esta colección de la voz del papa. Una cosa es grabar en el Vaticano, en las celebraciones o audiencias, y otra es correr detrás de un papa de una actividad y creatividad desbordantes, en todas las partes del mundo y en las circunstancias más variadas.

Pero Radio Vaticano ha hecho todo lo posible para estar allí. El resultado es que, aunque se piensa que ya se ha dicho y publicado todo, esto no es verdad. No son pocos los materiales que ahora pueden ser redescubiertos y utilizados con más atención y calma. Las grabaciones de las conversaciones en el avión con los periodistas se encuentran entre estos materiales, y son de lo más interesante.

Hoy las palabras que Benedicto XVI dirige a los periodistas en los vuelos internacionales son transcritas con cuidado por los mismos periodistas, y a veces transmitidas por teléfono a las agencias ya durante el vuelo, después son publicadas de forma prácticamente íntegra en "L'Osservatore Romano". Pero durante muchos años no era así, en parte porque las conversaciones de Juan Pablo II eran de otro estilo, mucho más espontáneas, compuestas de numerosos comentarios breves. No era para nada fácil transmitirlas a Roma y quizá no era ni siquiera necesario transcribirlas íntegramente. Pero por suerte nosotros las hemos conservado en su mayor parte y podemos volver a escucharlas.

Por tanto, he acogido con gusto la propuesta de Angela Ambrogetti de trabajar sobre las grabaciones de las conversaciones de Juan Pablo II durante los vuelos y publicar algunas de las partes más interesantes en un volumen. Un trabajo tan sistemático no se había hecho hasta ahora. Valía verdaderamente la pena.

El cardenal Roberto Tucci, organizador y testigo privilegiado de la inmensa mayoría de los viajes al extranjero de Juan Pablo II, me ha dicho que considera este libro como un testimonio único y eficaz de la personalidad y de las ideas del Papa Karol Wojtyla. Aparece con gran frescura "como era", con su extraordinaria espontaneidad y libertad de expresión, con su bondad y estilo directo con los demás, incluido ese género especial de la humanidad que son los periodistas.

[Traducción del original italiano realizada por Jesús Colina]