«Radio Vaticano», una voz al servicio de la verdad y la reconciliación; según el Papa

Visita la sede de la emisora pontificia en su 75 aniversario

| 491 hits

CIUDAD DE VATICANO, viernes, 3 marzo 2006 (ZENIT.org).- Al visitar este viernes la sede de «Radio Vaticano», en el 75 aniversario de su fundación, Benedicto XVI definió a esta emisora como una voz al servicio de la verdad y de la reconciliación.



Poco después de su llegada, el Papa subió al estudio que transmitía en directo en italiano, se sentó entre los tres periodistas que hablaban en directo, y recibió el micrófono para dirigir su saludo a los oyentes.

Tras desear a quienes le escuchaban a través de las ondas radiofónicas e Internet «la paz y la alegría del Señor», el obispo de Roma recordó que el Papa Pío XI fundó esa radio para dar «una nueva voz a la Santa Sede, es más a la Iglesia y al Señor».

«Una voz con la que se pudiera aplicar realmente el mandamiento del Señor: “Anunciad el Evangelio a todas las criaturas hasta los confines de la tierra”», señaló.

El estudio en el que hablaba el Papa está dotado de tecnologías de vanguardia. Su imagen se reflejaba en los monitores de cristal líquido.

El obispo de Roma reconoció que estas nuevas tecnologías de la comunicación ofrecen a iniciativas como «Radio Vaticano» la nueva dimensión de la interactividad.

De este modo, constató, «hoy la voz de “Radio Vaticano” puede llegar a todas las partes del mundo, a muchas casas», pero «sobre todo se da también una hermosa reciprocidad, no sólo hablando, sino también acogiendo las respuestas, en un auténtico diálogo para comprender, para responder y para construir así la familia de Dios».

«Me parece que éste es el sentido de un medio de comunicación como éste: ayudar a construir esta gran familia que no tiene fronteras, en la que todos se sientan hermanos y hermanas en la multiplicidad de culturas e idiomas, y de este modo representen una fuerza para la paz», aseguró.

El Papa pidió a los oyentes de la emisora pontificia que «se sientan realmente involucrados en este gran diálogo de la verdad».

Según constató, «en el mundo de los medios de comunicación no faltan tampoco, como sabemos, voces contrastantes. Es por tanto particularmente importante el que exista esta voz, que quiere ponerse realmente al servicio de la verdad, de Cristo, y de este modo, ponerse al servicio de la paz y de la reconciliación en el mundo».

Tras su primera intervención en directo en los micrófonos de esta radio como Papa, Benedicto XVI visitó las oficinas de las diferentes redacciones de esta emisora que transmite en más de 45 idiomas.

Saludó personalmente y se hizo fotografías con sus empleados, 384 personas de 59 nacionalidades, de los cuales 43 son religiosos y 341 laicos. Al visitar la capilla, participó en un momento de oración comunitaria, que estuvo animado por un coro formado por empleados de «Radio Vaticano».

Al final de la visita, el Papa se reunió con el personal en la Sala Marconi --en honor de Guiglielmo Marconi, inventor de la radio, a quien Pío XI encargó la construcción de esta emisora--.

Tras el saludo de uno de los dependientes, el padre Federico Lombardi, S.I., director de Programación, reconoció: «Estamos contentos de trabajar en la radio del Papa. Esta es la tarea que se nos ha confiado en la viña del Señor».

«Estamos convencidos de que nuestro tiempo y nuestras energías están bien gastadas comunicando lo que dice el Papa, lo que la Iglesia anuncia para el bien de tantos hermanos y hermanas en obediencia al Evangelio de Jesús», añadió.

A continuación, el sucesor de Pedro leyó un discurso preparado en italiano en el que destacó los grandes momentos de la historia de esta Radio y alentó los nuevos caminos que está abriendo «Radio Vaticano» en Internet.

Antes de concluir, dejó un consejo personal a todos los que trabajan en esta radio: «cultivad incesantemente en vosotros un espíritu de oración y de fiel adhesión a las enseñanzas de Cristo y de su Iglesia».