Reacciones ante el anuncio de la renuncia del papa Benedicto XVI

Miembros de la Iglesia y políticos demuestran su apoyo al pontífice

Roma, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 2547 hits

Tras conocer la noticia de la renuncia del papa Benedicto XVI en su ministerio como sucesor de Pedro, muchos han sido los obispos y personalidades del ámbito político que han manifestado su apoyo al Santo Padre.

El arzobispo Vincent Nichols, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Inglaterra y Gales ha declarado que "el anuncio del papa Benedicto XVI hoy ha conmocionado y sorprendido a todos". Pero reconoce que "es una decisión de gran valentía". El santo padre --añade a continuació - "reconoce los desafíos que enfrenta la Iglesia y que la fuerza de la mente y el cuerpo son necesarios para las tareas de gobierno de la Iglesia y el anuncio del Evangelio". El arzobispo pide a los fieles mantener al papa en sus oraciones y rezar también por la Iglesia y todos los pasos se deben tomar en las próximas semanas.

La Conferencia Episcopal Alemana calificó la renuncia como un "luminoso ejemplo de responsabilidad y de amor viviente por la Iglesia". “Cristo le confió, a través del Espíritu Santo, el cargo de san Pedro. En el momento en que empezaron a faltarle fuerzas para servir a la Iglesia, ha vuelto a poner el cargo en las manos de Dios", señaló en un comunicado el presidente de la Conferencia Episcopal, el arzobispo de Friburgo Robert Zollitsch.

También a través de un comunicado, el patriarca latino de Jerusalén, junto con sus obispos auxiliares y todos los sacerdotes y fieles de la diócesis de Tierra Santa, reconoce la valentía, la sabiduría moral y la humildad del santo padre Benedicto XVI. Y recuerda el viaje del papa a Tierra Santa en 2009, y a Chipre en 2010, como un evento importante no sólo para cristianos, sino también para judíos y musulmanes.

Neville Kyrke-Smith, director nacional de Ayuda a la Iglesia Necesitada, fundación pontificia de la Iglesia católica, reconoce haber recibido la noticia con pesar pero también con respeto. Ha destacado también en su mensaje la importante labor que Benedicto XVI ha hecho por la libertad religiosa. Así mismo, pide a los fieles que oren por el papa y para que el Espíritu Santo inspire el próximo cónclave.

Las reacción del gobierno en España, por parte de María Dolores de Cospedal, secretaria general del Partido Popular (PP), han sido también de compresión y apoyo: "Destacar todo el respeto del PP por su Santidad y todo el respeto por la decisión que acaba de comunicar a los católicos y fieles de todo el mundo, señalando como ha dicho que teniendo en cuenta su avanzada edad no se encuentra con las mejores facultades para el ejercicio de su ministerio", ha asegurado.

La canciller alemana Angela Merkel agradeció hoy al papa Benedicto XVI sus años de trabajo al frente de la Iglesia católica y le deseó lo mejor tras su renuncia, una "decisión difícil" que dijo merece "el máximo respeto". La jefa del gobierno alemán ha deseado "de todo corazón" lo mejor para la etapa que se abre en su vida tras la renuncia. La canciller destacó de Benedicto XVI su "profunda cultura", que empleaba para contextualizar los asuntos que abordaba, su "vivo interés por la integración europea" y por haber impulsado activamente el "diálogo" interconfesional con "otras iglesias y religiones", como los ortodoxos y los judíos. Además, Merkel, que es protestante, indicó que a su juicio el papa alemán es "uno de los más significativos pensadores religiosos de nuestra época".

El primer ministro David Cameron ha enviado sus mejores deseos al santo padre: "Ha trabajado incansablemente para fortalecer las relaciones de Gran Bretaña con la Santa Sede. Su visita a Gran Bretaña en 2010, es recordada con gran respeto y afecto. Lo vamos a extrañar como un líder espiritual para millones de personas" dijo.

También se ha manifestado Mario Monti, primer ministro italiano: "Respeto profundamente la decisión del papa Benedicto XVI, tan importante e inesperada. Estoy seguro de que la decisión ha sido inspirada por la voluntad de servir a la Iglesia hasta el final y asegurarse que en el futuro tenga un guía fuerte". El primer ministro ha añadido: "confío con humildad poder continuar también una relación que me ha enriquecido en el plano intelectual y moral".