Recordado ante la Sábana Santa el rostro olvidado de África

Congreso sobre el continente marginado por los países ricos en Turín

| 643 hits

TURIN, 16 oct (ZENIT.org).- El próximo domingo 22 de octubre se cerrará la exposición extraordinaria de la Sábana Santa que ha tenido lugar con motivo del Año Santo. La diócesis de Turin, en una serie de meditaciones se ha preguntado sobre lo que significa el Rostro del «varón de dolores» para la comunidad cristiana.



En la primera meditación, el cardenal Ersilio Tonini, arzobispo emérito de Rávena, profundizó sobre el tema «Busco tu Rostro, Señor». La conferencia se convirtió en una lectura cristiana del dolor de tantas personas que hoy día están unidas de manera misteriosa con el crucificado.

Este rostro, dijo el cardenal Tonini, nos induce a darnos cuenta de que, en cuanto cristianos, nos hemos convertido en esenciales en un tiempo en el que está en juego el destino mismo de Jesucristo. «Este Rostro tiene necesidad de nosotros --dijo con fuerza el cardenal--, tiene necesidad Europa que se está repoblando con el mundo afroasiático, tiene necesidad Africa abandonada a la deriva por los países ricos narcotizados por el mercado global».

Ante estos grandes desafíos hacen falta cristianos que se formen en ser verdaderos testigos «cristianos que custodien dentro de sí la imagen del Hijo de Dios». En definitiva, la profecía de la caridad que deben testimoniar hoy los cristianos ante las personas que sufren.

Y justamente en Turín, como anunció el cardenal Tonini, tendrá lugar del 24 al 25 de noviembre la iniciativa «Europa llama a Africa», organizado por el Servicio Misionero Juvenil (SERMIG), fundado por Ernesto Olivero, y por Ethica, asociación por unas finanzas socialmente responsables, presidida por el mismo cardenal. Una oportunidad para promover proyectos de apoyo para que sean los mismos africanos los que puedan tomar las riendas de su propio destino. Participarán, entre otros, Nelson Mandela, ex presidente de Sudáfrica, Kofi Annan, secretario general de Naciones Unidas, Romano Prodi, presidente de la Comisión Europea, y los nuncios apostólicos de Burundi, Sudáfrica y de otros países africanos martirizados por el hambre y la guerra civil.

La segunda meditación sobre el sufrimiento del hombre y el rostro de Dios, fue impartida por el padre Oreste Benzi, quien afrontó el argumento de «Los crucifijos de hoy».

El padre Benzi, fundador de la Asociación Juan XXIII, trabaja en el mundo de la marginación, particularmente recuperando a prostitutas, en Italia, Zambia, Tanzania, Brasil, Sierra Leone, Chile, Bolivia, India, Rusia. El drama de tantas muchachas africanas que son «importadas» por las mafias de trata de mujeres constituye un grito que interpela a cada uno de los cristianos, explicó.