Reflexión pastoral sobre enfermedades infecciosas: el Vaticano convoca a expertos mundiales

XXI Conferencia Internacional del dicasterio para la Pastoral de la Salud

| 487 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 24 octubre 2006 (ZENIT.org).- Como expresión de la atención y preocupación de la Iglesia por los enfermos y cuantos se encargan de su cuidado, el Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud reunirá a especialistas de todo el mundo en su XXI Conferencia Internacional, centrada en los «Aspectos pastorales del tratamiento de enfermedades infecciosas»



Tras la aprobación de Benedicto XVI de este tema, el objetivo de la reflexión mundial –que acogerá el Vaticano del 23 al 25 de noviembre- será, además, «dar a conocer el Magisterio de la Iglesia en lo relativo a los aspectos espirituales y morales de estas enfermedades», confirma en la presentación del evento el presidente del dicasterio, el cardenal Javier Lozano Barragán.

«A la vez es nuestra intención -prosigue- ayudar al personal de atención sanitaria, capellanes de hospital, médicos, paramédicos, personal de enfermería, administradores sanitarios, voluntarios y cuantos se dedican a la atención pastoral sanitaria en el mundo a entender mejor los aspectos espirituales y morales de las enfermedades infecciosas y proporcionar mejor atención tanto a los enfermos como a cuantos les cuidan».

Y es que es esencia de este dicasterio hacer palpable la solicitud de la Iglesia en estos ámbitos, «con el fin de que el apostolado de la misericordia, al que se dedican [quienes realizan un servicio hacia los que están enfermos y los que sufren], responda cada vez mejor a las nuevas exigencias» (Constitución apostólica «Pastor Bonus» de Juan Pablo II sobre la Curia romana, art. 152).

Tres caminos hacia un objetivo

Como en ediciones precedentes, «Realidad», «Iluminación» y «Acción» serán las partes en las que se articularán esta Conferencia Internacional, confirma el purpurado mexicano.

En la aproximación a la realidad de las enfermedades infecciosas se abordará su contexto histórico y se identificarán las principales en la actualidad, haciendo hincapié en las enfermedades infecciosas emergentes y en las que han reaparecido en la situación actual de globalización.

Entonces se pasará a examinar sus orígenes a nivel personal apuntando al comportamiento humano, estilos de vida, alimentación y dieta, debilitamiento del sistema inmunológico, demografía, contactos internacionales y desplazamientos de población.

En un nivel tecnológico se abordarán los cambios en este sector, las modificaciones industriales y las variaciones y adaptaciones de las bacterias.

En cuanto al aspecto político, se prestará atención a la suspensión de previsiones de salud pública, al debilitamiento del sistema sanitario, a los acontecimientos vinculados a las guerras y al terrorismo.

Igualmente se verificarán los cambios ecológicos, los daños al medio ambiente y la polución en el mismo y en los sistemas de abastecimiento de agua.

«Para iluminar este tema» de reflexión, «nos plantearemos la pregunta: ¿Cómo se pueden abordar estas enfermedades desde una perspectiva cristiana?», explica el cardenal Lozano Barragán.

Por ello en la Conferencia Internacional se buscará aportar respuestas haciendo referencia a la Revelación como se presenta en la Sagrada Escritura, a los Padres de la Iglesia y a la Historia de ésta; igualmente se acudirá a la reflexión teológica.

«Prestaremos especial atención al testimonio de los santos que dedicaron sus vidas a la atención de los enfermos afectados por estas patologías –especifica el purpurado-, y reflexionaremos sobre epidemias y esperanza cristiana, sobre responsabilidad cristiana y enfermedades infecciosas, así como sobre sus aspectos éticos».

Y todo ello ampliando el diálogo con representantes de otras religiones. De hecho se prevé espacio, por ejemplo, para la exposición de los puntos de vista del Judaísmo, del Islam, del Hinduismo y del Budismo, y también para perspectivas de la post-modernidad.

Llegará a continuación el momento en que la Conferencia Internacional se planteará acciones concretas a adoptar a la luz de lo contemplado.

Y éstas se estudiarán desde el punto de vista psicológico-cultural (educación, catequesis, medios de comunicación, estigmatización), biomédico (investigación, medicina, prevención, tratamiento y acompañamiento), socio-político (políticas sanitarias nacionales e internacionales, migraciones, recursos económicos, científicos y tecnológicos, políticas alimentarias e higiene social), y desde la perspectiva del individuo (el paciente, la familia, los profesionales sanitarios, parroquia, diócesis, órdenes religiosas, asociaciones, voluntarios, vida litúrgica y oración).

El programa de esta gran convocatoria –ponentes y temas- está disponible (en inglés) en el enlace del Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud http://www.healthpastoral.org/text.php?cid=370&sec=3&docid=110&lang=en#prog.

Se nutre de «personas altamente cualificadas de diferentes partes del mundo», que pueden «brindar un servicio inestimable» a la labor del dicasterio, reconoce su presidente.

Toda esta iniciativa es el medio a través del cual el dicasterio organizador busca iluminar el mundo de la salud y la enfermedad con el Evangelio, así como proporcionar digno testimonio de la Resurrección del Señor, respondiendo así a las cuestiones fundamentales sobre la existencia humana y explicando el sentido cristiano del sufrimiento y la salud en línea con el Magisterio de la Iglesia.

Igualmente se orienta a desempeñar y desarrollar «la tarea de formación y estudio -sigue el purpurado- ofreciendo orientaciones pragmáticas y haciendo seguimiento de los nuevos desarrollos en el terreno científico y legislativo» para afrontar las enfermedades infecciosas.

Algunos detalles prácticos

La secretaría de la Conferencia está situada en la sede del dicasterio:

Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud
Via della Conciliazione, 3
00120 Ciudad del Vaticano

Teléfonos: (06) 6988-4720, 6988-4799 / Fax: (06) 69883139
Direcciones electrónicas: segreteria@hlthwork.va y opersanit@hlthwork.va.

Toda persona que desee asistir a esta XXI Conferencia Internacional -en la que se ofrecerá traducción simultánea en inglés, español, francés e italiano- debe solicitarlo por escrito al dicasterio antes del 30 de octubre.

Desde el 23 de noviembre, la secretaría se trasladará al Aula del Sínodo, en Ciudad del Vaticano.

Las publicación de las actas se prevé en mayo de 2007.

Información adicional en la página oficial del Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud: http://www.healthpastoral.org/.