Reino Unido: Polémica por anuncios publicitarios que invitan a abortar

Empezaron a transmitirse ayer lunes

| 2477 hits

LONDRES, martes 25 de mayo de 2010 (ZENIT.org) “El aborto no es un servicio de consumo”, dijeron en un comunicado de prensa los obispos de Iglaterra y Gales, debido a la realización del primer anuncio publicitario sobre el aborto que se emite en este país. Dicho aviso publicitario es promovido por la organización feminista Marie Stopes International.

El comercial comenzó a transmitirse ayer lunes. Una voz en off plantea la pregunta:"Are you late?, “¿Tienes retraso?”, refiriéndose al retraso del periodo menstrual.

El aviso publicitario no menciona la palabra aborto. No obstante muestra a una adolescente en una parada de autobús, una madre con dos niños caminando y una joven en un café mirando hacia la calle.

"Si tienes retraso, puedes estar embarazada. Si estás embarazada y no estás segura de que hacer, Marie Stopes International te puede ayudar", sugiere el comercial.

Para los obispos de Reino Unido, para este tipo de procedimientos “no debería ser permitido que se les haga publicidad en los medios de comunicacion”.

Los prelados dijeron que esta publicidad: “erosionan el respeto a la vida” y los calificaron como “engañosos y muy perjudiciales para las mujeres, quienes pueden sentirte persuadidas para tomar una decisión rápida que luego no podrán retroceder”.

Una publicidad a la que, según los obispos “no le interesa la salud o el bienestar psicológico de la mujer”.

También aprovecharon los prelados para invitar a las mujeres que se encuentren en dificultad, que llamen a organizaciones "que ofrecen información confidencial y ayuda práctica y que alienten y sostengan a las mujeres para que opten de manera informada buscando siempre su bienestar psíquico y físico”.

Dentro de esas entidades, los obispos destacaron la labor de la organización británica pro vida llamada Life, que busca brindar apoyo a las mujeres embarazadas, ofrecer tratamientos de fertilidad que no comprometan la vida de otros embriones y cuidar a toda costa la vida del no nacido.

Michaela Aston, portavoz de esta organización, manifestó en declaraciones a la prensa que este comercial “va a crear mucha ofensa y angustia”.

“Estamos muy preocupados porque el aviso está dirigido específicamente a mujeres embarazadas y aunque parezca inofensivo, creo que muchas mujeres que estén en un embarazo de crisis no se van a dar cuenta que van a llamar a esa línea esperando ayuda y les van a hablar de aborto", señaló.

"No puedo creer que las autoridades permitan la transmisión de este comercial cuando una reciente consulta reveló que el público en general se opone a la propaganda de servicios de abortos”, concluyo la portavoz del grupo Life.