“Reparación Integral: Porque ninguna víctima me es ajena”

Caritas llama a la solidaridad con Colombia en la Semana por la Paz

| 2970 hits

ROMA, jueves, 2 septiembre 2010 (ZENIT.org).- Mientras la Iglesia en Colombia se prepara a celebrar la Semana de la Paz, Caritas Internacional ha hecho un llamamiento a la solidaridad con el pueblo de Colombia que sigue sufriendo las consecuencias de un conflicto olvidado.

Este año bajo el lema “Reparación Integral: Porque ninguna víctima me es ajena”, el Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS), la Conferencia Episcopal de Colombia y REDEPAZ convocan a la sociedad colombiana e internacional a reflexionar sobre la realidad de la víctimas del conflicto armado.

La 17 edición de la Semana por la Paz 2010 se celebrará del 5 al 12 de septiembre, y abordará entre otros temas: la verdad, la justicia, la reparación, la reconciliación y la reciprocidad.

Para el SNPS, este último tema se convierte en una nueva manera de acercar a toda la sociedad colombiana a la realidad de las víctimas, no desde la lejana mirada del espectador sino desde el llamamiento “a reconocernos como víctimas, con el ánimo de emprender juntos el camino de la construcción de la paz”.

Entre las actividades a desarrollar en el marco de la Semana por la Paz se destaca la marcha de apertura, que busca convocar a todas las víctimas y organizaciones de víctimas el 5 de septiembre, en la iglesia de San Francisco, en pleno centro de la capital colombiana, para ir hasta la catedral primada de Bogotá. Allí se celebrará la misa inaugural, que abre las puertas a las actividades planeadas para este año.

Se ha puesto a disposición, en la página web del Secretariado Nacional de Pastoral Socialwww.pastoralsocialcolombia.org.co) y de la Conferencia Episcopal de Colombia (www.cec.org.co), la herramienta metodológica que acompañará el desarrollo de las actividades que se proponen realizar. (

Millones de personas han tenido que abandonar sus casa, muchas han sido asesinadas o han quedado lisiadas en el conflicto interno que sufre Colombia desde hace 45 años. Es una masiva crisis humanitaria que ha sido ampliamente olvidada por el mundo, afirma la página web de Caritas Internacional.

“Colombia comparte las trágicas situaciones de otros países tales como el desplazamiento de masas en Congo, la devastación de las minas terrestres sufrida en algunos países de Asia, y la inseguridad de Haití y hay muy poca conciencia sobre la seriedad de nuestra situación”, afirma monseñor Hector Fabio Henao, secretario general de Caritas Colombia.

“En medio de un conflicto como el nuestro, la gente se siente abandonada y aislada del resto del mundo. La cooperación y el apoyo tiene un enorme impacto en estas comunidades. Les ayuda a sentirse parte de una familia y que su sufrimiento no es diferente del de sus hermanos y hermanas en otras partes del mundo”, añade.

Para expresar solidaridad y suscitar conciencia sobre el conflicto armado de Colombia y el sufrimiento de su gente, Caritas Inyernacional propone, entre otras sugerencias prácticas a las comunidades eclesiales y a los directivos de sus organizaciones miembro, Ver este video sobre dos personas cuyas vidas se han visto afectadas por la crisis humanitaria en Colombia.

Caritas Internationalis pregunta a cada uno lo que piensa sobre cómo ayudar a la gente de Colombia y le sugiere que investigue la política de su gobierno al respecto, y si ayuda a las comunidades de este país en su búqueda de verdad, justicia y reparación de los crímenes, o por el contrario dificulta este proceso.

Según la organización, la Iglesia católica “cree que lograr una solución duradera para el conflicto armado interno es vital para dar voz a los muchos miles de víctimas de los paramilitares, la guerrilla, y otras víctimas de la violencia en Colombia y asegurar su activa participación en la vía de construcción de la paz”.

Por Nieves San Martín