Representantes de la Iglesia mediarán para liberar a secuestrados extranjeros

Cuatro israelíes, un británico, un español y una alemana en manos del ELN

| 1101 hits

BOGOTÁ, 30 septiembre 2003 (ZENIT.org).- Representantes de la Iglesia católica en Colombia anunciaron este martes que, a petición del gobierno del presidente Álvaro Uribe, realizarán gestiones humanitarias para la liberación de siete turistas extranjeros secuestrados por guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN).



«La Iglesia expresa su voluntad para colaborar con una salida de manera que permita a los secuestrados recuperar su libertad vivos y pronto», afirmó el padre Darío Echeverry, secretario general de la Comisión de Conciliación Nacional.

Cuatro israelíes, un británico, un español y una alemana permanecen secuestrados por el ELN desde el 12 de septiembre.

Los secuestros tuvieron lugar cuando los extranjeros visitaban Ciudad Perdida, ruinas indígenas de la Cultura Tayrona, situadas en la Sierra Nevada de Santa Marta, 700 kilómetros al norte de Bogotá.

El británico Matthew Scott, de 19 años, quien también fue retenido por los rebeldes, escapó de sus carceleros y, después de caminar varios días por la selva, fue encontrado la semana pasada por unos indígenas.

La declaración del padre Echeverry se publicó en respuesta a la afirmación del alto comisionado para la paz, Luis Carlos Restrepo, quien en un comunicado había revelado que el Gobierno solicitó «a la Iglesia católica adelantar una gestión humanitaria con el propósito de buscar la liberación de los extranjeros secuestrados en poder del ELN».

«El señor cardenal, el nuncio, los obispos, todos han expresado su voluntad de colaborar», añadió el sacerdote, miembro de la comisión que fue nombrada por el Gobierno para buscar un acuerdo humanitario que permita la liberación de rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El Gobierno recurrió a la mediación de la Iglesia poco después de que el ELN, reivindicara el secuestro de los extranjeros y dijo que estaba dispuesto a «encontrarle una salida incruenta».

En un comunicado divulgado en internet, el grupo insurgente dijo haber llevado a cabo el secuestro de los extranjeros a través de la operación «Allende Vive», en memoria del presidente chileno socialista Salvador Allende, al cumplirse 30 años de su muerte.

Unos 2.000 efectivos del ejército y de la policía, con el apoyo de helicópteros, mantienen intensos operativos para tratar de rescatar a los turistas extranjeros.

El ELN es la segunda fuerza guerrillera del país, cuenta con unos 5.000 combatientes y frecuentemente ataca la infraestructura energética del país.

«Lo más procedente es esperar en este momento un pronunciamiento de los señores del Comando Central del ELN. Le estamos pidiendo a ellos poder entrar en un contacto directo para que se pueda buscar ese camino y evitemos las salidas militares», afirmó el sacerdote.

Colombia, azotada por un conflicto interno de casi cuatro décadas que deja miles de muertos al año, es considerada como la capital mundial del secuestro, informa la agencia Reuters.

En el 2002 se reportaron 2.986 casos, incluidos los de 30 extranjeros, la mayoría cometidos por la guerrilla que ha hecho de este delito su segunda fuente de financiación después del narcotráfico.