Representantes de Schoenstatt en el Congreso de la familia

Intervención de Gustavo A. González Montes y familia

| 1658 hits

CIUDAD DE MÉXICO, viernes, 16 enero 2008 (ZENIT.org).- Presentamos el texto de la intervención de Gustavo A. González Montes y familia, representantes del Movimiento Apostólico de Schoenstatt, durante la mesa redonda celebrada el 14 de enero sobre "ganismos que ayudan a la familia en la formación de valores".





Schoenstatt es un Movimiento apostólico, mariano de renovación, nacido en el seno de la Iglesia en 1914, cuando recién había estallado la Primera Guerra Mundial, en Alemania. Su centro espiritual es el Santuario de Nuestra Señora de Schoenstatt. Su fundador es el P. José Kentenich. El Movimiento de Schoenstatt se ha extendido por todo el mundo. Cuenta con seis Institutos seculares. Junto a estos, con diversas comunidades de dirigentes laicos y agrupaciones que abarcan todos los estados de vida.

LUZ AMPARO. Entre las comunidades que conforman el Movimiento de Schoenstatt, la Obra de las Familias es considerada en él como el fundamento y coronación

GUSTAVO. Agradecemos infinitamente, que desde nuestra juventud, en nuestra etapa de noviazgo, nos fuimos vinculando al Movimiento y que hayamos ido aprendiendo y creciendo con nuestros hijos, buscando formar un matrimonio y una familia que aspira a la santidad matrimonial y familiar, intentando vivir en el día a día nuestro ideal y proyecto de familia.

LUZ AMPARO. Se ofrece un acompañamiento durante seis años a los matrimonios, período que denominamos “Ciclo Básico de Formación”. Luego los matrimonios nos integramos en uno de los diversos tipos de comunidades que nos ofrece la Obra de las Familias, de acuerdo a los grados de compromiso con el Movimiento. La meta es contar, por una parte, con matrimonios coherentes y sólidos y por otra parte, con matrimonios activos en su compromiso apostólico.

GUSTAVO. En nuestra vida como familia, Schoenstatt nos ayudan personalmente, como esposos y como padres, en nuestra aspiración hacia una santidad matrimonial y familiar. Los matrimonios sellamos una alianza de amor con María para llevar a la práctica lo que entendemos por “Santidad mariana de la vida diaria”, tratando de hacer las cosas cotidianas con el mayor amor posible, buscando la coherencia entre nuestra fe y nuestras costumbres.

LUZ AMPARO. El lema es “Madre, nada sin ti, nada sin nosotros”.

GUSTAVO. Contando con la ayuda de María en su santuario y en nuestro santuario hogar, hemos buscado educar a nuestros hijos como personas dueñas de sí mismas y como cristianos comprometidos…Schoenstatt nos entrega para ello una pedagogía de “libertad en todo lo posible, obligaciones las mínimas necesarias, pero sobre todo cultivo del espíritu”.                                                                                                           

LUZ  AMPARO (HIJA). Gracias a todas las experiencias que he tenido desde niña, grandes y pequeños retos siempre entregados a la Virgen María, forman parte de mi ser, de mi ideal como mujer, como hija y universitaria.

GUSTAVO (HIJO). Las vivencias que he tenido en el movimiento apostólico de Schoenstatt han sido desde mi niñez, donde he participado en campamentos, retiros y misiones apostólicas en comunidades rurales. … he logrado tener buenos amigos, con los que he podido compartir experiencias e intercambiar ideas.

LUZ AMPARO. Se trata especialmente de tres experiencias pastorales: la Campaña de la Virgen Peregrina, los Fortalecimientos Matrimoniales y los encuentros de pastoral familiar en las parroquias: “Crecer en Familia”.

GUSTAVO. La Campaña de la Virgen Peregrina nació en Brasil, por la iniciativa de un hijo espiritual del P. Kentenich, don Joao Pozobón, cuyo proceso de beatificación se ha iniciado. Don Joao tomó la imagen de María y la llevó a cientos de familias.

LUZ AMPARO. Los Fortalecimientos Matrimoniales surgieron en México. Son semejantes a Los Encuentros Matrimoniales y otras formas de encuentros-retiros de matrimonios. Estos Fortalecimientos Matrimoniales se realizan especialmente en México, en Costa Rica y últimamente en Italia.

GUSTAVO. Otra experiencia de pastoral familiar es la que se realiza en los encuentros mensuales, “Crecer en Familia”, que se llevan a cabo en diversas parroquias. A través de estos encuentros mensuales, que son abiertos, los matrimonios (siempre en el mismo día, en el mismo lugar y en la misma fecha), participan en un encuentro donde se da una motivación y un trabajo por equipos (dinámicas de grupo), donde hay también oración y convivencia. Actualmente se realizan en Chile, en Bolivia y en Perú.