República Democrática del Congo: Ayudar a los niños soldado

Ayuda a la Iglesia Necesitada atiende a más de mil víctimas del LRA

| 1462 hits

ISIRO, viernes 11 de junio de 2010 (ZENIT.org).- Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) está proporcionando ayuda de emergencia a más de mil refugiados que han escapado de los ataques del grupo rebelde de Uganda Ejército de Resistencia del Señor (LRA, por sus siglas en inglés) en la provincia de Haut-Uélé, en el noreste de la República Democrática del Congo.

El obispo de Isiro-Niangara, monseñor Julien Andavo Mbia, que supervisa estas ayudas, destaca la especial situación de riesgo, de entre esos refugiados, de numerosos niños soldados y niñas que han sido violadas.

“Los chicos están entrenados para luchar, mientras que las chicas se ven obligadas a convertirse en esclavas sexuales”, denuncia monseñor Andavo.

La oficina de AIN de Reino Unido proporcionó cinco mil euros el pasado mes de mayo para los programas de ayuda que lleva a cabo la Iglesia local en beneficio de estos refugiados.

El dinero permite proporcionar alimentos a los supervivientes de los ataques del LRA, así como vivienda básica, ropa y mantas a los que tuvieron que huir cuando los rebeldes quemaron sus chozas.

El programa del obispo Mbia también incluye medicinas para quienes recibieron cortes en los labios y las orejas durante los ataques.

Las experiencias de muchos de estos refugiados son dramáticas. Algunos niños son obligados a matar a sus propios padres. Los rebeldes les drogan para que puedan hacerlo y si se resisten, les disparan ante los demás.

Entre los rescatados, algunos chicos explican cómo fueron obligados a luchar, recibiendo sólo una comida al día, como una manera de mantener el control sobre ellos.

Muchos están heridos, enfermos o traumatizados, explica el misionero comboniano Romano Segalini, que cuida a 22 ex-niños soldados en la frontera de Uganda, el más joven de los cuales tiene 10 años.

“Han pasado por el infierno, pero ahora están con nosotros y queremos ayudarles a encontrar una nueva esperanza”, afirma.

Otra de las ayudas de AIN en esta región se refiere al apoyo de 47 seminaristas del seminario mayor de San Mbaga Tuzine, en Murhesa.

En el año 2008, Ayuda a la Iglesia Necesitada proporcionó a la Iglesia en la República Democrática del Congo más de 1,8 millones de libras esterlinas (alrededor de 2,6 millones de euros).