República Dominicana: el papa envía un mensaje de cercanía

Pide defender y tutelar a las víctimas de abusos y presenta al nuevo nuncio apostólico

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 704 hits

El papa Francisco ha enviado un mensaje asegurando sus oraciones "al amado pueblo de Dios que peregrina en la República Dominicana" y, especialmente, "a los que sufren a causa de los pecados de los hombres y mujeres de la Iglesia". La circular, fechada el 28 de octubre pasado, está dirigida al cardenal Nicolás de Jesús López y ha sido publicada ayer en la web de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED). 

La misiva ha sido enviada a través del nuevo nuncio, Jude Thadeus Okolo, quien sustituye en el cargo a Józef Wesolowski, quien enfrenta acusaciones de abusos sexuales en el país caribeño.

En la misiva el santo padre reitera su compromiso, "claro y valiente", para que las víctimas de estas "torpezas" sean siempre defendidas y tuteladas, de modo que "la justicia sea atendida en todos sus aspectos".

"La experiencia nos enseña que cuesta cumplir los ideales. Siempre existe el peligro de la 'mundanidad', de dejarse llevar por el espíritu de este mundo, de actuar por el propio interés y no por la gloria de Dios", reconoce el pontífice. Y esto, lamenta, "nos expone no pocas veces al ridículo, sobre todo a los pastores".

Por eso, el papa añade que "es necesaria la permanente conversión personal, que sólo se puede lograr con una relación constante con Jesús, ayudados en este propósito por la fuerza interior de la oración".

Para el santo padre, "la credibilidad  de la Iglesia y de su colaboración en el bien del pueblo, en la defensa de la familia y de la vida humana, en la lucha contra la pobreza, pasa hoy por la docilidad de cada uno de nosotros al Espíritu del Resucitado, dejando que éste nos impulse y nos ayude". 

"A veces nuestra debilidad se deja sentir --asegura el pontífice-- pero estoy convencido de que la santidad siempre es mayor que el pecado, porque la misericordia divina brilla, incluso con más fuerza, en medio de nuestras miserias".

"Aunque no somos ajenos a los errores, pongamos también en la presencia de Dios los innumerables frutos de bien que el Evangelio ha dado y seguirá dando en esas tierras", destaca. 

El papa Francisco dedica también una parte de su carta a presentar al nuevo nuncio apostólico: "les pido que reciban a Mons. Jude Thadeus Okolo como el abrazo del papa para ustedes, con ánimo renovado y nueva esperanza, para que pueda desarrollar su misión con eficacia y acierto, contando con la colaboración, comprensión y estima de todos"

Además, el santo padre explica a las autoridades del país y a la sociedad en general que "la Iglesia no quiere privilegios, no tiene intereses políticos, no busca alianzas estratégicas. Quiere servir, servir a todos, y por eso trabaja por el bien común, la paz, el progreso, la libertad, la justicia, la solidaridad y el desarrollo integral de los Dominicanos". 

Y concluye, "allí donde se promuevan estas iniciativas, allí se encuentra la Iglesia, dispuesta a ofrecer lo mejor que ella tiene: la gracia y la paz que nacen del corazón de Cristo crucificado".

(RED/IV)