Rumanía: primer encuentro nacional de sacerdotes católicos

El cardenal Hummes invita a los sacerdotes a vivir “día a día” la fidelidad a Cristo

| 2572 hits

BUCAREST, domingo 19 de octubre de 2009 (ZENIT.org).- Este fin de semana concluía en Bucarest el primer encuentro nacional de los sacerdotes católicos de Rumanía. En él participaron 65 sacerdotes – de ambos ritos, romanos y greco-católicos – procedentes de 9 de las 11 diócesis y heparquías católicas rumanas.

Sacerdotes de ritos diversos, etnias diversas (rumanos, húngaros, alemanes) y de edades diversas transcurrieron algunos días juntos (del 13 al 16 de octubre) en el monasterio de los padres carmelitas de Ciofliceni (Snagov, no lejos de Bucarest) para rezar juntos y reflexionar sobre el tema: “El sacerdocio, entre servicio carismático y funcionalismo estructural”.

Las diversas conferencias las pronunciaron Tarciziu Serban - profesor di teología en la Facultad de Teología Romano-Católica de la Universidad de Bucarest -, monseñor Ioan Robu – arzobispo de Bucarest y presidente de la Conferencia Episcopal Rumana -, monseñor Mihai Fratila – obispo auxiliar de la archiheparquía de Alba Iulia y Fagaras, con sede en Bucarest -, y monseñor Cornel Damian – obispo auxiliar de Bucarest.

El encuentro de Snagov, continuará con otros cinco encuentros de este tipo, que se realizarán en otros lugares del país.

Con ellos, los obispos rumanos quieren ofrecer a los sacerdotes, durante el Año Sacerdotal querido por Benedicto XVI, la oportunidad de rezar juntos, de reflexionar juntos sobre su misión, y de conocerse mejor unos a otros.

Algunos de los sacerdotes presentes en Snagov mostraron su deseo de continuar con encuentros parecidos también tras la clausura del Año Sacerdotal, para una formación permanente no sólo a nivel local, sino también nacional, para reforzar la unidad en la diversidad de la Iglesia católica en Rumanía.

En una carta enviada a monseñor Ioan Robu, el cardenal Claudio Hummes, prefecto de la Congregación para el Clero, aseguró a los sacerdotes rumanos su oración y les deseó “un éxito fructífero de este encuentro y de los próximos encuentros”.

En su carta, el purpurado les instó a “vivir en el sí cotidiano” el lema “Fidelidad a Cristo, fidelidad del sacerdote”, elegido para este año convocado por el Papa.

Asimismo, les invitó a participar en el Encuentro Internacional de Sacerdotes que tendrá lugar en Roma del 9 al 11 de junio de 2010.