S.O.S de los monjes benedictinos de Congo-Brazzaville

| 981 hits

BRAZZAVILLE, 28 julio (ZENIT.org).- Los monjes benedictinos de Congo Brazzaville, que se encontraban dispersos entre los bosques, están comenzando a reconstruir sus comunidades destruidas por los conflictos que tienen lugar en el territorio y por los saqueos. A través de la agencia «Fides», lanzan un llamamiento de ayuda para la reconstrucción del Monasterio de Santa María de la Buenza, fundado en 1958, y situado a 1958 kilómetros al sur de Brazzaville, en la diócesis de Nkayi. El convento era famoso en todo el Congo porque los monjes habían realizado un laboratorio farmacéutico capaz de producir medicinas eficaces a costes muy bajos; una buena carpintería; un criadero de vacas; y un centro de apicultura. Estas actividades, además, daban trabajo a muchos jóvenes congoleños. «Tan sólo podrán utilizarse algunas celdas, la capilla, y una parte de la biblioteca. El resto ha sido destrozado», cuentan los religiosos.