Saber escuchar los signos

El presidente de la Fundación Pané subraya la coherencia del papa Francisco

Miami, Fla., (Zenit.org) Redacción | 1123 hits

Quienes conocemos al Papa Francisco, las palabras que ha dado en estos días, especialmente su homilía del inicio del Pontificado, son totalmente coherentes con su vida anterior.

En primer lugar, la fecha de inicio de su pontificado, el 19 de marzo. El papa Francisco siempre se mostró muy devoto de San José, sobre todo por este tema de ser custodio de la Sagrada Familia y por ende, custodio de la Iglesia. Como hemos notado, aún con la posibilidad litúrgica de poder poner en la Eucaristía otros textos bíblicos, prefirió dejar los textos correspondientes a la Solemnidad de San José. Un gesto que interpreto como humildad de centrar todo en la Liturgia que nos presenta la Santa Madre Iglesia, más que en los acontecimientos.

La centralidad está en el custodiar, actitud importante de San José “¿Cómo ejerce José esta custodia? Con discreción, con humildad, en silencio, pero con una presencia constante y una fidelidad y total, aun cuando no comprende.”

La discreción, la humildad y el silencio. Tres actitudes básicas que siempre él nos ha enseñado sobre San José. Y desde allí habrá que construir el ministerio que desea ejercer. Francisco será un papa del que tendremos que acostumbrarnos a leer sus signos y sus acciones para interpretar lo que nos quiere decir.

¿Cómo vive José su vocación como custodio de María, de Jesús, de la Iglesia? Con la atención constante a Dios, abierto a sus signos, disponible a su proyecto, y no tanto al propio…

Estar abierto a los signos de Dios, y disponibles a su proyecto. En mi caso que llevo una amistad personal desde que él era sacerdote, puedo citar esta idea central. No se trata de tener uno los proyectos para llevárselos al servicio de la Iglesia, sino de estar abierto a los signos de los tiempos, estar disponible para el proyecto de Dios. Siempre nos lo ha dicho, y por lo que vemos lo repetirá.

Y José es “custodio” porque sabe escuchar a Dios, se deja guiar por su voluntad,

Saber escuchar los signos de Dios, es la actitud más cristiana por excelencia. Podremos saber todas las verdades de la fe de memoria, (cosa muy importante y necesaria). Pero si no sabemos escuchar los signos, no podremos hacer la voluntad de Dios.

Ser custodio de la creación, de los demás y de nosotros mismos. Démonos cuenta, el Papa Francisco ha dejado su impronta de lo que debe ser el cristiano: Custodio de lo que ha recibido y se le ha confiado. Y debemos hacerlo sin miedo, incluso sin miedo al amor y a la ternura.

Y como dice claramente casi al final de su homilía, “sólo el que sirve con amor sabe custodia” y culminará con la frase que es también el título de uno de sus libros: “el verdadero poder es el servicio”.

Por eso, entiendo que el Papa Francisco, será un Papa de signos que habrá que leer y hacer hermenéutica de sus signos. Su sencillez, su simpleza. Desde allí entenderemos el ministerio petrino, del Obispo de Roma.

Siempre ha pedido que recemos por él. Más ahora, con esta gran responsabilidad.

Ricardo Grzona
Presidente Ejecutivo de la Fundación Ramón Pané