San Agustín, un maestro para el hombre de hoy, según el Papa

Mensaje del Papa al capítulo de la orden de los agustinos

| 1078 hits

CASTEL GANDOLFO, 10 septiembre 2001 (ZENIT.org).- Juan Pablo II está convencido de que Agustín de Hipona 354-430 constituye un maestro único para el hombre de hoy que busca a Dios a tientas. Así lo confirmó al recibir este viernes a los participantes en el Capítulo general de la Orden de San Agustín.



«La experiencia de Agustín es semejante a la de muchos contemporáneos», aseguró Juan Pablo II el pasado viernes al recibir en audiencia a los participantes en el Capítulo general de los agustinos.

Por este motivo, el pontífice aconsejó a los religiosos: «con formas modernas de servicio pastoral, podéis ayudarles a descubrir el sentido trascendente de la vida».

«Teneís que acompañarles con sabiduría hacia una fe más personal y, al mismo tiempo, más comunitaria, pues la Iglesia mantiene viva la memoria de Cristo», a quien busca el hombre de hoy, añadió el Papa.

Se refirió después a los numerosos santos que a través de la historia han surgido en esta familia religiosa y en particular a figuras agustinas del último siglo. Entre otros, mencionó a monseñor Anselmo Polanco, obispo de Teruel (España), «asesinado en los días turbios de la guerra española, en el corazón del siglo XX».

Mencionó también al sacerdote mexicano Elías del Socorro Nieves, «asesinado por odio a la fe en 1927» y a la monja agustina María Teresa Fasce, quien vivió en la ciudad de santa Rita de Casia, «testigo del perdón sin límites y de heroica aceptación del sufrimiento».

Al igual que lo hicieron estos hombres y mujeres, Juan Pablo II invitó a los agustinos a anunciar el gran mensaje que dejó san Agustín, quien descubrió que «en el fondo de la inquietud de la persona se encuentra el mismo Dios, "belleza siempre antigua y siempre nueva"».

«No se puede llegar a él por una senda superficial --concluyó--, sino por el camino de la interioridad».

La Orden de San Agustín fue creada en 1243, cuando el Papa Inocencio IV emitió la bula «Incumbit nobis» invitando numerosas comunidades eremíticas de Toscana a que se unieran en una sola orden religiosa con la Regla y forma de vida de san Agustín.

En estos momentos, los religiosos agustinos son unos 2.900, de los cuales 2.168 son sacerdotes.

Más información sobre la Orden de San Agustín en http://www.aug.org.