San Benito Menni, patrono de los voluntarios en Taytay (Filipinas)

Es modelo de generosidad y entrega

| 620 hits

TAYTAY, 30 octubre 2003 (ZENIT.org).- El obispo Edgardo Sarabia Juanich, Vicario Apostólico de Taytay, ha obtenido de la Santa Sede un decreto que declara a San Benito Menni patrono de los voluntarios en todo el territorio del Vicariato, la primera circunscripción eclesiástica que obtiene tal reconocimiento.



Monseñor Juanich recogió las peticiones de todos sus párrocos y de los respectivos Consejos Parroquiales que después envió al Vaticano.

Un decreto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, firmado por el Prefecto del dicasterio, el cardenal Francis Arinze, con fecha del 23 de septiembre de 2003, acoge la petición y declara a «San Benito Menni sacerdote patrono ante Dios de los voluntarios», confirma Fides.

El Vicariato apostólico abarca la mitad septentrional de la isla de Palawan, al este de Filipinas. La catedral de Taytay tiene como principal patrono a San José Obrero, pero monseñor Juanich quiso que se colocara también una imagen de San Juan de Dios y de San Benito Menni con un escrito que invoca como patrono de los Enfermos a uno y a otro como patrono de los Voluntarios.

Los obispos filipinos propusieron hace tiempo a San Benito Menni como «patrón universal de los voluntarios» ya que es modelo para los mismos: «su ejemplo de atención a los heridos sin discriminación ha inspirado y continuará haciéndolo a todos los religiosos y laicos que son llamados a una vida de servicio voluntario», afirman.

También el cardenal Jaime Sin, arzobispo emérito de Manila, apoya la candidatura de Menni como patrón universal de los voluntarios. «En su vida vemos inspiración divina y santidad que han llevado a otros a ofrecer la propia vida al servicio de Dios y del prójimo, especialmente de los enfermos y necesitados», reconoce.

«Necesitamos un modelo que nos muestre cómo la plenitud de la vida consiste en abandonar todo –observa el purpurado--. Y nosotros vemos en San Benito Menni la cualidad genuina que todo auténtico voluntario debe tener».

San Benito Menni --Angelo Ercole Menni-- nació en Milán el 11 de marzo de 1841. A los 18 años de edad prestó servicio voluntario curando a los heridos de la batalla de Magenta, durante la guerra por la independencia de Italia. En mayo de 1860 ingresó en el noviciado de los Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios donde recibió el nombre de Benito.

Ordenado sacerdote en 1866, se convirtió en el capellán de su comunidad. En 1881 fundó las religiosas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús. Murió el 24 de abril de 1914. El 23 de junio de 1985, Benito Menni fue proclamado beato y el 21 de noviembre de 1999 fue canonizado por Juan Pablo II.