Sangre en las Molucas: Un cristiano decapitado y una iglesia quemada

Los milicianos islámicos atacan los barrios cristianos de Ambon

| 1308 hits

ROMA, 16 julio (ZENIT.org-FIDES).- Un cristiano fue decapitado en la noche del sábado en el barrio de Ponegono Atas, en la zona cristiana de Ambon, capital de las Molucas (Indonesia). La noticia ha sido confirmada a la Santa Sede por monseñor Joseph Tethool, obispo auxiliar de Ambon, quien en declaraciones a la agencia «Fides» ha explicado que el barrio, de mayoría protestante, se encontraba asediado desde el jueves pasado. Durante los enfrentamientos del pasado sábado, la iglesia protestante de Sejahtera fue quemada y 8 cristianos asesinados.



La oleada de violencia lanzada por los guerrilleros islámicos de la guerra santa (« chihad») se está concentrando en los barrios centrales e Ambon, donde viven los cristianos. El obispo ha declarado a «Fides» que «los habitantes están aterrados». En la mañana de este domingo, se seguían escuchando bombas y disparos.

Las milicias islámicas atacaron desde las alturas del barrio musulmán hasta llegar a la zona baja de la ciudad, donde tiene su sede el gobierno de las Molucas, donde se encuentra el instituto para la preparación de los maestros. El edificio acoge en estos días a los oficiales del batallón 509 del ejército indonesio y a las brigadas de la policía. La guerrilla islámica había amenazado con lanzar un ataque pues elementos del 509 había capturado el viernes pasado a 14 militantes islámicos y ahora los guerrilleros exigen su libertad.

Testigos oculares aseguran que los ataques de los milicianos islámicos son dirigidos por oficiales del ejército, pertenecientes al batallón «Zipur 5». De hecho, algunos milicianos y oficiales de este batallón, que se habían adentrado en la zona cristiana, han sido capturados.

Los habitantes de los barrios cristianos Batu Gajah, Mangga Dua, Batu Gantung y Kudamati, a las afueras de Ambon, fueron evacuados durante el día y la noche del sábado, aumentando así el número de los refugiados que se encuentran amontonados en el este de Ambon.

Monseñor Tethool ha declarado a «Fides» que «el estado de emergencia impuesto por el gobierno de Yakarta se está revelando contraproducente. Nosotros nos esperábamos que sirviera para traer la paz; sin embargo, los musulmanes están atacando con más violencia, incluso en el corazón de la ciudad».

El prelado confiesa que todavía no ha tenido noticias de las negociaciones que ha realizado una delegación de varias confesiones religiosas en Ginebra con la comisión de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. La delegación, de la que forma parte monseñor Pedro Canisio Mandagi, obispo de Ambon, y personalidades anglicanas y de la Reforma, se encuentran en estos momentos en Londres para sensibilizar al gobierno y a las Iglesias sobre la situación de las Molucas y pedir una intervención internacional.