Santa Sede: un déficil de casi quince millones en 2011

Reunión del Consejo de Cardenales para el estudio de los Problemas Organizativos y Económicos

| 1166 hits

CIUDAD DEL VATICANO, jueves 5 julio 2012 (ZENIT.org).- La Sala de Prensa de la Santa Sede ha hecho público hoy un comunicado del Consejo de Cardenales para el estudio de los Problemas Organizativos y Económicos de la Santa Sede: balance consuntivo consolidado de la Santa Sede y balance consuntivo del Gobernatorado del Estado de la Ciudad del Vaticano. Ofrecemos el texto del comunicado.

*****

El martes 3 y el miércoles 4 del corriente mes, se ha celebrado en el Vaticano la reunión del Consejo de Cardenales para el estudio de los Problemas Organizativos y Económicos de la Santa Sede, presidida por el secretario de Estado de su santidad, cardenal Tarcisio Bertone SDB.

Han participado en ella los cardenales: Joachim Meisner, arzobispo di Colonia, Alemania; Antonio María Rouco Varela, arzobispo de Madrid, España; Polycarp Pengo, arzobispo de Dar-el-Salaam, Tanzania; Francis Eugene George OMI, arzobispo de Chicago, Estados Unidos; Norberto Rivera Carrera, arzobispo de México, México; Wilfrid Fox Napier OFM, arzobispo de Durban, Sudáfrica; Juan Luis Cipriani Thorne, arzobispo de Lima, Perú; Angelo Scola, arzobispo de Milán, Italia; Telesphore Placidus Toppo, arzobispo de Ranchi, India; George Pell, arzobispo de Sydney, Australia; Agostino Vallini, vicario general de su santidad para la Diócesis de Roma, Italia; John Tong Hon, obispo de Hong Kong, China; Jorge Liberato Urosa Savino, arzobispo de Caracas, Venezuela; Jean-Pierre Ricard, arzobispo de Burdeos, Francia; Odilo Pedro Scherer, arzobispo de São Paulo, Brasil.

La Prefectura para los Asuntos Económicos de la Santa Sede estaba representada por el presidente, cardenal Giuseppe Versaldi; el secretario, monseñor Lucio Angel Vallejo Balda; el contable general, Stefano Fralleoni y Maurizio Prato, el cual, en nombre de los otros cuatro revisores internacionales que prestan su servicio gratuito en este Dicasterio, ha subrayado algunos aspectos relativos al sistema económico y financiero de la Santa Sede.

El Governatorado del Estado de la Ciudad del Vaticano y la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica estaban representados así: cardenal Giuseppe Bertello y monseñor Giuseppe Sciacca, respectivamente presidente de la Comisión Cardenalicia del Estado de la Ciudad del Vaticano y secretario general del Gobernatorado del Estado de la Ciudad del Vaticano; cardenal Domenico Calcagno y monseñor Luigi Mistò, respectivamente presidente y secretario de A.P.S.A.

Por invitación del cardenal secretario de Estado, intervinieron, para la materia de su competencia, el director general de Radio Vaticana, padre Federico Lombardi SJ y Alberto Gasbarri, director administrativo.

Tras la introducción del cardenal Versaldi, el contable general leyó primero el informe del Balance consuntivo consolidado 2011 de la Santa Sede y, sucesivamente, el del Governatorado del Estado de la Ciudad del Vaticano. En ambos casos, han seguido ulteriores reflexiones y profundizaciones por parte de monseñor Vallejo Balda.

El Balance consuntivo consolidado de la Santa Sede para el año 2011 cierra con un déficit de 14.890.034. Los capítulos de gasto más empeñativos han sido los relativos al coste del personal que, a 31 de diciembre, contaba con 2.832 unidades, y a los medios de comunicación social, considerados en su conjunto. Sobre tal resultado ha influido la marcha negativa de los mercados financieros mundiales que no ha permitido alcanzar los objetivos presupuestados.

El Gobernatorado tiene una Administración autónoma e independiente de las aportaciones de la Santa Sede y, a través de sus diversas direcciones, provee a las necesidades relativas a la gestión del Estado. El consuntivo 2011 se ha cerrado con un activo de 21.843.851. A 31 de diciembre, resultaban empleadas 1.887 persone. Particularmente significativo en orden a dicho resultado ha sido la aportación de los Museos Vaticanos, los cuales han producido ingresos que pasan de los 82.400.000 de 2010, a 91.300.000,00, por un total de más de cinco millones de visitantes, cifra que, según las clasificaciones especializadas, sitúa a esta institución entre las más prestigiosas e importantesa nivel mundial.

El Óbolo de San Pedro, es decir los donativos de los fieles para sostener la caridad del santo padre, ha pasado de 67.704.416,41 dólares de 2010, a 69.711.722,76 dólares. La aportación según el cánon 1271 CIC, es decir el sostenimiento económico prestado por las circunscripciones eclesiásticas de todo el mundo para el mantenimiento del servicio que la Curia Romana presta a la Iglesia universal, ha pasado de 27.362.258,40 dólares, de 2010, a 32.128.675,91 dólares. Las ulteriores aportaciones a la Santa Sede por parte de los Institutos de Vida Consacrada, Sociedades de Vida Apostólica y Fundaciones han pasado de 747.596,09 dólares, de 2010, a 1.194.217, 78 dólares. En conjunto, por tanto, ha habido un aumento del 7,54% respecto a 2010.

El Instituto para las Obras de Religión (IOR), como cada año, ha ofrecido al santo padre una suma significativa para sostener su ministerio apostólico y de caridad. Para el ejercicio 2011 ha sido de 49.000.000,00.

Numerosas han sido las intervenciones de los cardenales, que han apreciado la exhaustividad y la transparencia de los datos que les ofrecieron. Mientras, ha sido reconocido el empeño por la continua mejora de la administración de los bienes y de los recursos de la Santa Sede. Aún con el mantenimiento de los puestos de trabajo, no ha faltado llamar a la prudencia y a la contención de los gastos. Un unánime sentimiento de complacencia ha sido dirigido a la generosa aportación contributiva hecha por los fieles y las instituciones eclesiales, tanto más loable en consideración al actual y persistente momento de crisis económica. Los miembros del Consejo han expresado profunda gratitud por el apoyo dado, a menudo en forma anónima, al ministerio universal del santo padre, exhortando a perseverar en tal obra de bien.

Paolo Cipriani, director del IOR, según el artículo 25 § 2 della connstitución apostólica Pastor Bonus, presentó la situación económica del Instituto por el dirigido al que siguió un debate, en el curso del cual se proporcionaron a los cardenales oportunas aclaraciones.