Santo al interceder por un enfermo de sida

Una curación inexplicable eleva a los altares a Luigi Scrosoppi

| 1381 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 15 mar 2001 (ZENIT.org).- La curación milagrosa de un enfermo de sida atribuida a Luigi Scrosoppi ha permitido que este sacerdote pueda ser declarado santo por la Iglesia católica.



Los hechos se remontan al mes de agosto de 1996. Un joven catequista de Zambia, país en el que esta enfermedad se ha convertido en una de las principales causas de mortalidad, se encontraba en su casa en el lecho de muerte. Para los médicos del hospital Sudafricano de Oudtshoorn para Peter Changu Shitima ya no había esperanza.

«Casi no podía levantar las piernas y había desarrollado una grave forma de neuritis periférica. Era incapaz de estar en cama sin asistencia. Era un enfermo terminal de sida y no se podía hacer nada».

La comunidad parroquial a la que pertenecía el catequista comenzó entonces a rezar para pedir la intercesión del beato Luigi Scrosoppi, religioso del Oratorio de San Felipe Neri, «dado que ésta era la figura predilecta de Chungu, a la que se sentía más cerca como carisma», declararon los testigos en las actas de la causa de canonización.

En la noche del 9 de octubre de 1996 Chungu se acostó en esas condiciones y en esa noche soñó con el beato. En la mañana se despertó sintiéndose estupendamente bien.

Pete du Toit, uno de los médicos que se ocupó del caso, afirma: «Lo mandé a su casa porque era un enfermo terminal y regresó desbordando salud».

Hoy Peter Changu Shitima es seminarista.

Luigi Scrosoppi (1804-1884), sacerdote italiano y fundador de la Congregación de las Hermanas de la Providencia de San Gaetano da Thiene, tenía en su vida por lema: «Los pobres y los enfermos son nuestros dueños y representan la persona misma de Jesucristo». Será canonizado el 10 de junio de 2001. Su fiesta se celebra el 3 de abril.